Unas 700.000 personas son las que recibirán el tercer pago del programa de subsidio Pytyvõ 2.0, cuya información fue confirmada por el propio presidente de la república, Mario Abdo Benítez, por la mañana de este lunes mediante su cuenta de Twitter

El anuncio se da luego de que la Cámara de Diputados haya sancionado un nuevo endeudamiento entre los cuales se asigna aproximadamente US$ 50 millones para ser utilizado al pago del Pytyvõ 2.0. El mandatario explicó que no existe aún una fecha definida, pero que la intención es realizar las transferencias antes de las fiestas de fin de año.

Por su parte, la viceministra de Economía, Carmen Marín explicó que los recursos serán mediante préstamos que están en curso y descartó que sea mediante emisión de bonos, ya que el tiempo no alcanzará para tal actividad.

La ayuda estatal consiste en G. 500.000 y se enfoca principalmente en aquellos sectores cuyos ingresos aún se siguen viendo afectados como consecuencia de la pandemia, como por ejemplo las industrias manufactureras, el comercio, la hotelería, restaurantes, servicios, turismo y evento, a los trabajadores del sector informal, trabajadores dependiente de las Mipymes, cotizantes del IPS (Instituto de Previsión Social) que hayan sido despedidos durante la declaración de la Emergencia Sanitaria y todos aquellos que cumplan requisitos establecidos en la Ley N° 6587/2020.

Te puede interesar: Hacienda inyectará US$ 440 millones a la economía local

Inscribirán de oficio

El viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), Óscar Orué, explicó que aproximadamente 580.000 cuentapropistas que figuran dentro del listado final del programa de subsidio serán inscriptos al Resimple, de oficio, mediante la SET, de manera a facilitar y acelerar los procesos.

El subsecretario de Estado recordó que dentro de la Ley N° 6587, que establece la creación de este programa de ayuda estatal, establece en su artículo 4 que los beneficiarios trabajadores por cuenta propia, deben cumplir con ese requisito cuya finalidad es la de formalizar a estos trabajadores.

Óscar Orué, viceministro de Tributación. Foto: Gentileza.

“Estamos en un proceso de definición de varios temas respecto a esto y estaremos definiendo más adelante plazo para de inscripción como contribuyentes para estos trabajadores”, manifestó el viceministro de la SET.

Agregó que aquel cuentapropista que no desee ser inscripto, podrá renunciar anular su inscripción, pero deberá hacer lo mismo con la transferencia de G. 500.000 ya que al no ser utilizada, en 30 días vuelve a las arcas del Estado.

Lee también: Cambistas expresan su disconformidad ante nueva normativa de Seprelad

Dejanos tu comentario

1D

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar