Las exportaciones de carne bovina paraguaya, a poco de cerrar el atípico 2020 golpeado por una pandemia, alcanzaron la importante cifra de US$ 1.005,3 millones entre enero y noviembre, superando al mismo periodo del 2019 en un 8,7%, cuando el valor embarcado fue de US$ 924,2 millones.

En términos de volumen, responde a 246.128,6 toneladas durante los once meses de este año, lo que significa 9,6% más frente a las 224.403,6 toneladas del año anterior, uno de los mejores números en la historia de la comercialización internacional de la proteína roja, más aún en un contexto de pandemia, según el último informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Lea también: Exportaciones de maquila sumaron más de US$ 73 millones en noviembre

Capacidad instalada

Al efecto, La Nación conversó con el presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne, Luis Pettengill, quien alegó que los buenos resultados del sector, pese a la pandemia que también llegó a afectar al rubro durante los meses más críticos, se dieron porque la industria frigorífica local tiene una buena capacidad instalada.

“El COVID-19 nos afectó mucho en el mes de mayo y meses siguientes, pero posterior a ello recuperamos la faena, y como tenemos buena capacidad instalada para sostener la industria es que logramos niveles incluso anteriores”, expresó.

En dicho sentido, señaló que la industria exportadora faena generalmente entre 1.800.000 a 2.000.000 de cabezas por año, pero que la capacidad instalada es de unas 2.500.000, por lo que la industria local está preparada, como se demostró en el mes de noviembre.

Durante los meses más críticos de la pandemia la industria frenó la faena, pero logró repuntar con buenos números. Foto: Archivo.

Proyecciones de cierre 2020

Así también, el representante del gremio fue consultado sobre las proyecciones de cierre del año y estimó que la industria exportadora sumaría los US$ 1.100 millones en valores por la comercialización internacional de la carne bovina paraguaya, ya que el promedio mensual oscila entre US$ 80 y US$ 90 millones.

En términos de volumen, la perspectiva es cerrar diciembre con un 10% de toneladas embarcadas, lo que podría llegar a las 270.000 toneladas de la proteína roja destinadas a casi 50 mercados externos.

Respecto a los mercados, a noviembre Paraguay sumó 49 destinos, siendo el principal cliente Chile como de costumbre, luego Rusia, seguido de Taiwán, Brasil que superó esta vez a Israel, incluyendo la comercialización bajo el régimen de Proveeduría Marítima a Hong Kong, Singapur y Malasia, a más de Angola que se concretó en noviembre.

Puede interesarle: Pago de aguinaldo: Gobierno pide a empresas hacer créditos para cumplir con obligaciones

Sector no recurrió a suspensiones

Pettengill destacó a la vez la buena participación de la industria de la carne en el contexto de la emergencia sanitaria, ya que siguieron faenando y si bien el virus no fue inmune para el sector, afectando a algunos trabajadores, lo importante es que no registraron ninguna pérdida de vida y que tampoco se dieron despidos ni suspensiones.

“Gracias a los protocolos estrictos que practicamos, seguimos operando sin que ninguna planta frigorífica haya recurrido a la suspensión laboral, así nuestros trabajadores no dejaron de generar ingresos, en un sector que solo los frigoríficos de exportación emplean a 10.000 personas en 12 plantas”, concluyó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar