Los bonos temáticos, que incluyen los bonos verdes, sociales y sostenibles, permiten incrementar las posibilidades de acceso a los mercados de capitales a través de una mayor diversificación de inversores.

Esto a través de mecanismos de control e información periódica sobre el uso de los recursos obtenidos, estos bonos también permiten mejorar las condiciones de transparencia y gestión de todos los actores involucrados.

Es noticia: Hoy se conmemora en todo el mundo “Día del Músico”

Para analizar los desafíos que aún tiene Paraguay en este ámbito, el BID organizó un conversatorio en línea recientemente en el que enfatizó el rol de estos instrumentos financieros como una oportunidad para fomentar la recuperación resiliente pos COVID-19.

María Florencia Attademo-Hirt, representante de Grupo BID en Paraguay, destacó sobre la importancia de la reactivación económica pospandemia, de la mano de temas socioambientales, con la implementación de alianzas estratégicas público-privadas, que permitan no sólo recuperar los niveles de desarrollo prepandémicos, sino también incrementarlos sustancialmente.

En este sentido manifestó que no podemos pensar en reconstruir sin ser amigables y respetuosos con el medio ambiente, al tiempo de enfatizar sobre las limitaciones fiscales y la importancia de movilizar capitales e inversión privados en coordinación con las políticas públicas.

Así mismo, indicó la transparencia que se logra en la gestión de los bonos temáticos, “dada la cantidad de requisitos, informes y seguimientos, creemos en una conexión directa entre los instrumentos del mercado de capitales y la gestión eficiente de recursos públicos”, aseguró.

Participó del conversatorio el presidente de la Bolsa de Valores y Productos de Asunción SA (BVPASA) Rodrigo Callizo, para quien aún falta capacitación y concienciación en Paraguay sobre los bonos verdes, especialmente entre los emisores,para los que incluso se podrían instituir beneficios tributarios.

A criterio del presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV) de Joshua Abreu, el mercado de capitales sigue creciendo a nivel local, con unos 7000 inversores registrados, algunos de los cuales podrían interesarse en proyectos sostenibles.

Según Callizo, los próximos pasos claves para facilitar en Paraguay el uso de estos instrumentos son la generación de incentivos fiscales en cuanto a costos, con reducción de aranceles en BVPASA y la CNV, además de que el Estado pueda tomar la iniciativa de emitir el primer bono verde.

Leé también: Censo a jubilados del IPS: todo lo que se necesita saber

Por su parte Abreu expresó acerca de la importancia de este tipo de instrumento ligado al desarrollo de proyectos e inversiones vinculados a temas tales como la reducción de la pobreza y el mejoramiento de los servicios de infraestructura.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar