En su informe el mes de octubre, el Banco Central del Paraguay (BCP) estima que al cierre del 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) se dará con un déficit del 1,5%, es decir, con una perspectiva de menor caída teniendo en cuenta que en su revisión del mes de julio la tendencia era de un -3,5%.

El informe de la banca matriz explica que tras una aguda caída en el segundo trimestre (-6,5%), la economía paraguaya empezó a mostrar signos de recuperación, registrando tasas positivas de crecimiento en los meses de junio y julio. Varias actividades económicas habían iniciado una reapertura gradual, conforme se avanzaba de fases en la cuarentena inteligente, impuesta por las autoridades sanitarias.

Esta revisión contempla perspectivas más positivas, reflejadas principalmente en aquellas actividades que empezaron a mejorar antes de lo previsto, entre ellas algunas ramas del sector terciario, en donde se encuentran mayormente aquellos servicios que requieren interacción social o aglomeran personas.

Tal como se esperaba y se señaló en el último informe de julio, se observa una recuperación de la economía a partir del tercer trimestre y su velocidad dependerá de una combinación de factores: por una parte, una mejor respuesta del sistema sanitario compatible con la actividad económica, por otro lado una rápida adaptación a las nuevas condiciones de funcionamiento bajo el COVID-19, principalmente de aquellas actividades de los Servicios que requieren interacción social y por último, el impulso de diversas medidas adoptadas por el Gobierno.

Te puede interesar: Comercio de CDE llegó a 40% de lo que fue en 2019 en el mismo periodo tras ingreso de compristas

Plan de levantamiento gradual

El informe del BCP explica que el Plan de Levantamiento Gradual del Aislamiento Preventivo General permitió que la actividad iniciara una recuperación gradual, superando los mínimos alcanzados en los meses de abril y mayo.

La evolución del escenario macroeconómico sigue determinada por el desarrollo del COVID-19 y las medidas necesarias para proteger la salud de la población. Según los informes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), el ritmo de la pandemia se estabilizó en meses recientes.

Este proceso de flexibilización de las medidas restrictivas no está exento de algún retroceso, el cual está condicionado a la progresión de los indicadores epidemiológicos monitoreados por el MSPyBS. Sin embargo, la experiencia acumulada por la población, las medidas preventivas impuestas por las autoridades sanitarias y el refuerzo del sistema de salud reducen la probabilidad ante un aumento del ritmo de contagio, de que se reimpongan cuarentenas estrictas.

Lee también: Desarrollarán el primer centro tecnológico de autopartes del país

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar