La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) aclara que el fraccionamiento de deudas acumuladas en el marco de lo previsto en la Ley de Emergencia Sanitaria debe ser solicitado por el usuario, ya que su aplicación no es automática, señaló el gerente comercial, Juan Pablo Morínigo.

El representante de la entidad explicó que se debe realizar una entrega y el resto se fracciona en 18 cuotas sin intereses. Agregó que esta facilidad de pago solo es aplicada a los usuarios que dejaron de pagar sus respectivas facturas desde el mes de abril del presente año, lo que implica que no serán beneficiados aquellos que cuentan con deudas anteriores a la pandemia.

Te puede interesar: IPS arrancó sexto pago a trabajadores suspendidos

“Cada usuario interesado en diferir su pago debe recurrir a la oficina de la Essap ubicada sobre la Avda. España esquina Padre Pucheau, y realizar los trámites exigidos por le institución”, explicó el gerente comercial de la Essap. Dijo que se deja a criterio del cliente si quiere o no el fraccionamiento teniendo en cuenta que existen muchos que no quieren cargar en sus facturas las cuotas correspondientes.

Aclaró que los usuarios con medidores intervenidos no podrán acceder al plan mencionado, ya que se tomarán otras medidas en particular y que solamente serán beneficiados los clientes en condición regular.

Explicó que en el transcurso de los días se informará sobre un plan para los clientes que estén en situación de corte del servicio, ya que teniendo en cuenta la escasez de funcionarios para tal efecto no se podrá realizar de una vez, sino en etapas.

Lee también: Billetaje electrónico: 95% de los buses ya cuenta con validadores

Cien mil beneficiados

Cabe recordar que los usuarios que fueron exonerados del pago de las facturas emitidas desde marzo hasta octubre son los que, en promedio, de febrero del 2019 hasta marzo del 2020, tuvieron un consumo de un monto igual o menor a G. 50.000. Mediante las exoneraciones aplicadas, aproximadamente 102.000 clientes fueron beneficiados.

Explicó que los 240.00 clientes dentro de Gran Asunción, unos 80.000 usuarios dejaron de pagar desde el mes de abril y posiblemente se ajusten a las medidas de fraccionamiento así como establece la Ley de Emergencia Sanitaria. “Esta cantidad de clientes representó aproximadamente G. 100.000 millones que la Essap dejó de recaudar desde el inicio de la pandemia en el país”, comentó Morínigo.

Dejanos tu comentario

16H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar