El comercio electrónico en Paraguay ya venía con un crecimiento interesante durante los años recientes, alineándose a la tendencia global, pero en este 2020, pese a que la pandemia afectó a la mayoría de los sectores económicos, muchos rubros encontraron una salida válida en el canal online, como escapatoria ante el confinamiento de los primeros meses, dando pasos más firmes para el e-commerce local.

Y para conocer más a fondo el contexto, el presidente de la Cámara Paraguaya de Comercio Electrónico (Capace), José Szwako comentó a La Nación algunas anécdotas que pujaron al sector durante este año en el marco de la pandemia, que se puede dividir en tres etapas.

Lea también: Chile busca abastecer tendencia de mercado local en consumo de alimentos saludables

Escenario pandémico del e-commerce

“Antes de tirar los números, es importante entender que la pandemia se divide en 3 etapas, primeros de enero a marzo cuando no se sabía de la pandemia, luego marzo abril y mayo con las restricciones estrictas de circulación, y luego de junio para acá”, expresó.

Punto donde empezó a detallar el escenario, que en la primera etapa mencionada, saltaron las ventas de productos de consumo básico en el canal online, siendo beneficiados principalmente supermercados y farmacias en la que muchos tuvieron que adaptarse, mientras que otras empresas que ya tenían activo su e-commerce, al menos lograron mantener las ventas en esa primera etapa cuando todo paró.

“Los casos más pronunciados son por ejemplo que uno de los supermercados asociado a la Capace, se vio sobrecargado con la demanda de pedidos y ventas online, que tuvieron contratar más gente para poder abastecer la demanda”, recordó Szwako.

José Szwako, presidente de la Cámara Paraguaya de Comercio Electrónico (Capace). Foto: Archivo.

Al tiempo de recalcar otra situación, algo innovador para el rubro cárnico, ya que un frigorífico que si bien ya había implementado las ventas online desde noviembre, aumentó considerablemente su venta online. “Hasta la carne se logró vender más en este caso con el e-commerce, la gente está comprando y el rubro sigue creciendo”, dijo.

Aclaró igualmente que las empresas que no eran muy conocidas, no necesariamente tuvieron buenas ventas, y que por otro lado, cuando el medio tradicional de ventas se vio complicado, muchos de los clientes se volcaron al canal online, que con los meses más liberados fue reactivando de a poco el volumen de ventas.

Repunte de electrodomésticos y electrónica

Y fue en esa segunda etapa, entre marzo, abril y mayo, que el rubro de los electrodomésticos y la electrónica tuvieron empezaron a trepar sus ventas online, cuando las personas tuvieron que adaptarse a la situación quedándose mucho tiempo en la casa y sobrellevando trabajo, clases virtuales y buscando algo de entretenimiento, razón por la que ambos rubros encontraron su punto elevado.

Con lo que hoy, en el acumulado enero a setiembre, el consumo y ventas en las tiendas nacionales, se incrementaron 85% en comparación mismo periodo del año anterior, que se explica por las medidas complementadas por el canal online junto con los servicios de delivery, que fueron incorporando las tiendas en el marco de la pandemia, destacándose el rubro de farmacia que trepó 700%, es decir 8 veces más en ventas; seguido de los supermercados, electrodomésticos y electrónica que tuvieron un aumento de 200% o 3 veces más.

En la segunda etapa de la pandemia, empezaron a repuntar las ventas online de electrodomésticos y electrónica. Foto: Ilustrativa.

Programas asistenciales

Otro aspecto que también ayudó en el aumento exponencial de las transacciones online, fue la incursión de muchas personas al medio electrónico a través de la asistencia social que el gobierno implementó con los programas como el Ñangareko y el Pytyvõ, que ayudaron a que las personas pudieran aprender, educarse o perder el miedo, señaló.

“Vimos un aumento expresivo del uso de canales digitales para las compras, pero también luego en los pagos de servicios, ya que mucha gente que no estaba acostumbrada o no sabía, aprendió a usar tras las primeras experiencias de Ñangareko y Pytyvõ, para realizar después también pagos de servicios”, resaltó el titular de Capace.

Este fenómeno, que también se trasladó a todo el país, ayudó a generar el aumento en las transacciones online, a más de que los comercios como pequeñas despensas de barrios o del interior también se adaptaron a los servicios electrónicos, y el volumen de operaciones también creció bastante, agregó.

Puede interesarle: Créditos del Fogapy llegan a 72% de ejecución en 6 meses de aplicación

Proyecciones y CyberDay

El CyberDay de este año durará 72 horas, del 2 al 4 de noviembre. Foto: Gentileza.

Por dicha tendencia que se apoderó con mayor fuerza por la emergencia sanitaria, los referentes del rubro estiman que se puede cerrar el 2020 con un importante crecimiento en las ventas online, de incluso 65% más que todo el 2019, cuando fue de US$ 300 millones, llegando así a unos US$ 475 millones, entre compras realizadas en el exterior y tiendas nacionales.

Y en ese afán de seguir forjando el segmento, que aún tiene un gran potencial para ser explotado con mayor fuerza, es que la CAPACE junto con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), realizarán mañana martes 20 de octubre el lanzamiento oficial de la 4ª edición del CyberDay, que este año se realizará durante 72 horas, del 2 al 4 de noviembre, y todos los paraguayos con acceso a internet podrán aprovechar descuentos en rubros como electrónica, telefonía, ferretería, supermercados, entre otros.

Participarán más de 30 tiendas online, por lo que proyectan resultados que superen el millón de dólares durante los 3 días, en lo que denominaron la fiesta nacional del comercio electrónico, tanto para vendedores como para compradores. Las tiendas quieran adherirse al CyberDay aún tienen tiempo de inscribirse, comunicándose al mail secretaria@capace.org.py o al teléfono 0981-877 316.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar