La situación del río es bastante crítica y se habla de superar el récord histórico de descenso del nivel, ya que es una bajante sin precedentes, la cual ya estaba prevista por los entendidos en la materia, quienes advirtieron las acciones que debían ser realizadas, pero con la llegada de la pandemia, una vez más, los fondos para el dragado fueron desviados para hacer frente a la crisis sanitaria.

Así lo mencionó el director de Proyectos Estratégicos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Jorge Vergara, en contacto con Universo 970 AM y canal GEN. Agregó que están trabajando con el pliego para el llamado a licitación para el dragado del río.

El MOPC tiene previsto el dragado desde el río Apa hasta Confluencia. Foto: Pánfilo Leguizamón.

Lea también: Ande: fraccionamiento automático a clientes será por unos US$ 90 millones

“Nosotros ya habíamos advertido esta situación crítica de la bajante del río, pero vino la pandemia y nos quedamos sin fondos. Ese es el problema que tenemos y la solución a mediano plazo es el presupuesto que está tratando ahora el Parlamento”, expresó.

Aseveró que la bajante es un hecho histórico que tiene que ver con la naturaleza y el trabajo que está haciendo desde el MOPC es el llamado para el dragado desde el río Apa hasta Confluencia, para lo cual ya se tiene el pliego armado para que trabajen unas 3 empresas al mismo tiempo, de modo a poder cubrir los pasos críticos, explicó.

Recordó que el año pasado, cuando también se dio la situación de la bajante, los fondos previstos para el dragado fueron transferidos para viviendas, lo cual le parece loable, con la promesa de que luego se vería para cubrir el dragado y luego, este año vino la pandemia que complicó aún más la situación.

Lo que pudo rescatar Vergara es la vigencia de un contrato este año, lo cual ayudó para que hasta hoy el río sea navegable con dificultades, con menos pasos en las cargas de las barcazas, pero con lo que se puede llegar al menos hasta Villeta. Advirtió que de aquí a un mes, la navegabilidad será mucho más complicada, prácticamente imposibilitada, por lo que habrá que hacer más como orar por la lluvia a más de dragar los pasos difíciles, comentó.

Puede interesarle: FMI: la economía mundial se está recuperando, pero el crecimiento será desigual e incierto

En cuanto a la marcación del hidrómetro de Asunción, que registró un récord de -0,40, que ya pasó a -0,45 y ahora -0,50 y que si continúa la situación será crítica, las proyecciones hablan de que podría llegar incluso a -0,80, rompiendo todo récord. “Lo que necesita el río es un calado de 10 pies o 3,05 metros para que las embarcaciones puedan navegar sin inconvenientes y llegar a cualquier puerto”, explicó Vergara.

Sobrecosto

A la fecha se tiene un calado de 9,5 pies desde Confluencia hasta Pilar, lo que significa que desde Pilar se pueden traer barcazas hasta Villeta y luego realizar un transbordo en camiones para hacer llegar por ruta las cargas, ya que desde Pilar, y al pasar todos los pasos difíciles que son unos 6, hasta se está pudiendo navegar a unos 8 pies. Es decir, el volumen de carga es mucho menos y, por ende, el sobrecosto que representa esto terminará pagándolo el consumidor final, declaró.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar