El viceministro de Ganadería, Marcelo González Ferreira, encabezó una delegación que se trasladó hasta el Chaco paraguayo para verificar y efectuar un relevamiento de datos sobre los daños ocasionados por los incendios forestales. También acompañó a la comitiva oficial el titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Pedro Galli, quien participó del recorrido por las áreas afectadas y dialogó con los pobladores.

Te puede interesar: Destacan capacidad de hacer frente a la pandemia con recursos limitados

Desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) se anunció la asistencia a los pequeños productores con alimentos para sobrevivencia de sus ganados. En tanto, desde la ARP se organizó una campaña de ayuda, cuya primera entrega consistió en la distribución de 7.000 litros de agua potable, provisión de tres camiones cisternas, así como medicamentos para la quemadura y gotas oftálmicas.

Benita Huerta, quien encabezó la campaña benéfica junto con otras señoras en la regional de la ARP de Gral. Bruguez calificó como una “tragedia muy grande”, lo ocurrido en el Chaco paraguayo. Foto: Gentileza.

En entrevista con un canal de televisión, Benita Huerta, quien encabezó la campaña benéfica junto con otras señoras en la regional de Gral. Bruguez, calificó como una “tragedia muy grande” lo acontecido en esta región. Valoró la inmediata respuesta que obtuvieron en el primer llamado a la solidaridad hecho desde este grupo de mujeres.

“Realmente lo que está sucediendo es algo muy doloroso, es una tragedia muy grande. Esto ya comenzó hace tiempo, vinieron quemándose varias estancias y llegamos a esto tan grave que ya llegó a los pueblos y los que más sufren son los pequeños pobladores”, lamentó. Destacó la solidaridad ante el inmediato pedido de ayuda y apoyo lanzado tanto a las instituciones estatales como a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y a los bomberos voluntarios, quienes acudieron inmediatamente, conforme señaló. “Gracias a Dios tuvimos respuesta inmediata de todos”, enfatizó.

Mencionó que la campaña permitió recoger y distribuir 7.000 litros de agua potable, en bidones y botellas, además de tres camiones cisternas y medicamentos básicos para el tratamiento de las quemaduras y las lesiones oculares asociadas a los efectos del fuego.

Leé también: Obras del puente Chaco’i generan unos 150 puestos de trabajo

Dejanos tu comentario

8H

Por ley, desde el viernes el uso de tapabocas será obligatorio. ¿Cree que es una solución para evitar el contagio masivo del virus?

Click para votar