Tal y como si fuera una historia de nunca acabar, a la cual ya se le debe poner un punto final, es el de las invasiones de tierras y propiedades por un grupo de personas que guiadas por algunos políticos inescrupulosos con promesas que no cumplirán, solo manchan la imagen y la marca país del Paraguay.

Así lo señaló el directivo de la empresa Desarrollos Madereros SA, Ricardo Kiriluk, quien en contacto con La Nación emitió su descargó, descontento y preocupación por las invasiones, a más de los incendios provocados que están causando millonarias pérdidas.

Está relacionada: Fepama condena invasión y hostigamiento de grupo campesino a industria forestal

“Las invasiones ahuyentan las inversiones que quieren venir a Paraguay, porque este tipo de cosas como imagen país no son buenas y el Gobierno tiene que liderar este cambio”, sentenció Kiriluk. Esto, al tiempo de aportar que está en juego un proyecto de inversión para plantaciones de eucaliptos en Concepción por unos US$ 3.000 millones.

Fue tras una reunión mantenida por la mañana de este miércoles por el representante de Desarrollos Madereros junto con la Unión de Gremios de la Producción (UGP), la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), la Unión Industrial Paraguaya (UIP) y la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama), además del ministro del Interior, Euclides Acevedo, y el comandante de la Policía Nacional, para exigir el cumplimiento de la orden de desalojo de la Fiscalía, de un campo de 1.500 hectáreas en la zona de Hernandarias, perteneciente a la empresa en cuestión.

“Les manifestamos a las autoridades sobre el riesgo de la continuidad de nuestro proyecto de seguir generando puestos de trabajo para la industria de plantaciones que emplea incluso a 30.000 personas en el país si no se soluciona este tipo de situaciones”, señaló el directivo.

Lea también: Salto del Guairá: comerciantes exigirán al presidente una fecha de apertura de la frontera

Promesa de autoridades

En cuanto a la respuesta por parte de las autoridades, dijo que prometieron una solución para los próximos días, pero que lo ideal es que el desalojo de estas 60 a 70 personas se pueda dar ya en la semana, situación que le apena más aún a causa de algunos políticos ambiciosos que violan la dignidad del pueblo paraguayo.

Es así que como sector lamentan que en medio de los combates a los incendios devastadores, que también están afectado a unas 200 hectáreas de eucaliptos y otras 400 de bosques nativos por ahora que ya implican pérdidas por US$ 1 millón a la empresa, también tengan que atravesar la problemática de las invasiones, poniendo en riesgo unos 3.500 puestos de trabajo que genera la firma, ya que ellos abastecen en un 50% la producción de maderas solo de eucalipto, que también deben enfrentar a los incendios.

Dejanos tu comentario

23H

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar