Con base en los últimos números económicos del país, que sorprendieron al cierre del séptimo mes del año, con lo que básicamente hasta el momento la caída es de solo un 0,3%, mirando de enero a julio de este año versus el año anterior, viene a ser relativamente bajo para lo que se esperaba inicialmente.

Así lo calificó el economista y extitular del Banco Central del Paraguay (BCP) Carlos Fernández Valdovinos en comunicación con Universo 970 AM, respecto al comportamiento económico que se está dando pese a seguir con la pandemia.

Pese a los números mejorados de la proyección negativa inicial, aún hay sectores muy golpeados. Foto: Christian Meza.

Lea también: Sésamo y yerba mate registraron resultados positivos en envíos de agosto

“Si uno recuerda el segundo semestre del 2019, fue un muy buen período de crecimiento económico y va ser muy difícil mantener un dinamismo similar, pero realizando algunas suposiciones razonables como ser cuánto puede seguir cayendo la economía con respecto a ese segundo semestre, será muy poco probable llegar a ese menos 3% previsto inicialmente”, explicó Fernández.

Por lo tanto, se puede decir que “no estamos bien, pero estamos mejor de lo que esperábamos”, acotó el extitular del BCP.

Así también, si se miran los números con más detalles se puede ver una economía que no tiene la misma velocidad en todos los sectores, ya que algunos están más recuperados como el de construcción que sigue siendo pujante, al igual que el agro, pero así también están los sectores bastante golpeados, como lo es el de comercio en los shoppings, donde no hay nada.

A lo que se suman los números del BCP, también muestran que las ventas en las grandes tiendas todavía tienen un 20% de caída hasta el mes de julio, por lo que todavía hay que ser cautelosos para estimar buenos números.

“Tenemos que ser realmente cuidadosos para transmitir un buen mensaje, uno que sea sincero, de que si bien la economía en su conjunto o a nivel macro está mejor de lo que esperábamos anteriormente, hay sectores que siguen estando muy, pero muy golpeados”, expresó.

Puede interesarle: Unos 15 mil cotizantes salieron del sistema del IPS a causa de la pandemia

Lo cual tiene a la vez implicancias para la política económica, en la que ya deja de ser más importante la agregada contra cíclica y empieza a ser mucho más importante una operación quirúrgica bien específica y detallada a esos sectores aún golpeados por la pandemia, y empezar a ver cuál será la mejor forma de ayudar a tales segmentos, en especial a las pequeñas empresas, el sector informal y el comercio de frontera que tiene aún una actividad totalmente restringida.

Desempleo

Con relación a los datos del desempleo, en el caso de que estén bien medidos, se nota claramente que no solo el segmento joven, sino también las mujeres están muy afectadas, ya que si uno compara el desempleo femenino también está por encima del 10%, cuando el promedio está por debajo, mientras que el tercer segmento muy afectado es el que no tiene entrenamiento o educación.

Lea además: Un 8,3% de la población juvenil está desocupada a causa de la pandemia

“Estos tres segmentos son los que tenemos que pensar en qué hacer, en términos ya no agregados, sino específicos y sectoriales, para ver qué se puede hacer con este porcentaje de jóvenes y mujeres o menos entrenados, de modo a que puedan recuperar ese empleo que se perdió a causa de la pandemia”, agregó.

Alegó que el Gobierno no tuvo en cuenta este factor de desempleo joven y que se preocupó más bien por las obras públicas, que si bien da un gran impulso desde el punto de vista agregado, pero no es algo específico por lo que se tendrá que empezar a diseñar medidas de políticas económicas específicas para estos sectores más golpeados.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar