La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), dependiente del Ministerio de Hacienda, detectó una evasión impositiva por valor de G. 100.000 millones (unos US$ 15 millones al tipo de cambio actual), mediante una red de empresas fantasma montadas en el departamento Central. Se trata del resultado de una larga investigación que desencadenó en sendos operativos impulsados en coordinación con el Ministerio Público.

El viceministro de Tributación, Óscar Orué, explicó cómo funcionaba el esquema y aseguró que a través del mismo se crearon 52 empresas y a priori están involucradas al menos 1.000 firmas, según las primeras evidencias halladas.

Te puede interesar: BNF desembolsó US$ 112 millones en créditos COVID-19

“Se hicieron allanamientos simultáneos en una casa de Luque y una imprenta en la ciudad de Asunción, donde se detectó un posible esquema de evasión importante donde se vendían presumiblemente facturas de contenido falso. Encontramos que se crearon 52 empresas que realmente no existen”, comentó Orué en entrevista en Unicanal.

Detalló que las supuestas firmas se dedicaban a prestaciones de servicios y ventas de bienes, lo que llamó la atención de la SET y apelando al uso de la tecnología, a través del código IP se comenzó a visualizar la irregularidad. Fue así que se ubicó la dirección donde hacían sus declaraciones, que en realidad eran patios baldíos o casas que no eran realmente los negocios que se mencionaban en los documentos.

“También una telefonía celular nos ayudó para ubicar exactamente el lugar físico donde se hacían todas las presentaciones en las declaraciones juradas, porque eso se hace a través del sistema Marangatú. Y ahí presentamos la denuncia y posteriormente se procedió al allanamiento. Encontramos mucho más de lo que nosotros habíamos pensado”, significó.

Orué mencionó que el monto de la evasión orilla los G. 100.000 millones. “Se le vendía facturas a empresas reconocidas, como también a personas”, aseguró.

El subsecretario de Estado dijo que las empresas reconocidas que estaban operando con las firmas fantasma se exponen a millonarias multas. “Justamente se hace este tipo de documentación a los efectos de incluir en su portabilidad para justificar costos y gastos que realmente no existen, a los efectos de pagar menos impuestos. En ese caso, vamos a iniciar fiscalizaciones para todas esas empresas y se les va a aplicar la multa correspondiente”, acotó.

El titular de la SET alertó a las empresas a tener cuidado con este tipo de embaucadores. “Es un llamado de atención para que tengan en cuenta esto, porque pueden enfrentarse a una situación penal que a lo mejor ni siquiera imaginaban”, puntualizó.

Leé también: Laboratorio del Senacsa vuelve a operar en un 90% tras detectarse casos de COVID-19

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar