Desde la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) emitieron una nota dirigida al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en la que exponen su “profunda” preocupación por la decisión que vaya a tomar el Gobierno con relación al retroceso hasta la fase 0 en Asunción y Central los fines de semana, debido al incremento de casos positivos de coronavirus, ya que afectaría directamente al rubro.

“Desde el principio, todos los miembros de la asociación hemos acatado y cumplido a cabalidad todas las disposiciones dictadas por las autoridades, a pesar de las consabidas consecuencias de índoles económicas y sociales que representaban, en pos del objetivo superior y prioritario de mitigar la propagación del virus”, manifiesta la nota emitida por el gremio.

Además, expresan su desacuerdo con las posibles medidas a tomarse en forma general, cuando el foco del problema, sostienen, es específico.

Puede interesarle: Formarán innovador banco de material genético para desarrollar ganado más productivo

“Es sabido por las autoridades donde se generan los focos de contagio y es sabido también que nuestros locales realizan su labor en estricto cumplimiento de todas las medidas sanitarias requeridas, y no es ahí donde los mismos son generados. Creemos que medidas de carácter general no contribuirán a disminuir el contagio y sí generarán más perjuicio económico del ya asumido hasta ahora por nuestro rubro, el cual es formal y consciente de la situación”, aseguran.

Piden al Gobierno mantener las medidas actuales para aquellos locales que cumplen con las normas y por otra parte, potenciar los controles del cumplimiento de las medidas sanitarias de quienes se manejan en la informalidad, apelando a la conciencia de la gente con enfermedad de base a aislarse y a la gente sana a mantener las medidas sanitarias cuidando así de aquellos más vulnerables.

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay. Foto: Archivo.

“Con mucho esfuerzo hemos vuelto a abrir los restaurantes, hemos vuelto a recibir a parte de nuestro personal suspendido, ya que un 40% sigue todavía excluido. Esto significa para nosotros volver a cerrar los salones, volver a suspender a nuestros colaboradores que volvieron con mucha ilusión, ya que volvieron a recibir un salario completo, una comida diaria y esto significa volver a sus casas con un presunto pago de suspensión que no es inmediato. Genera mucha preocupación”, sostuvo Oliver Gayet, titular de la ARPY.

Agregó: “Estamos convencidos que antes de atacar suspensiones por completo, que nos dejen trabajar y que ataquen los lugares donde explotó esta contaminación del virus en forma comunitaria. Con mucha pena vemos que cumplimos todos los protocolos y después vemos los fines de semana cómo las redes sociales se llenan de fotos de gente sin el mínimo cuidado”.

Lea también: Asunción y Central, a fase cero durante fines de semana: solo falta el decreto

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar