La titular de la Asociación Industrial de Mipymes (Asomipymes), Guillermina Imlach, resaltó que la ampliación de cobertura hasta el 90% del Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) se haya promulgada, no obstante, teme a que en la práctica no llegue a todo el estrato de las micro, pequeñas y medianas empresas.

“Es un logro fondear o garantizar a una mipyme que antes no podía sacar un crédito porque necesitaba un garante o porque su faja no era tan buena, y quizás este segmento de empresas sí pueda ingresar a los créditos, pero todo va depender de los bancos, por eso no sé si se va a solucionar gran cosa, ya que los privados no quieren desembolsar porque quieren aplicar tasas más altas”, expresó la referente.

Noticia relacionada: Esperan que créditos lleguen a 14.000 mipymes con ampliación del Fogapy

Por ello, estima que es más probable que los bancos del sector privado otorguen los créditos a sus clientes ya conocidos, y no así a las micros que aún no tienen historial crediticio, pero que también necesitan de una asistencia para seguir operando.

El temor es que el fondo de garantía solo llegue a los clientes conocidos de los bancos privados. Foto: Archivo.

Al efecto, mencionó que existen unas 250.000 mipymes formales que deberían de tener acceso al Fogapy, a quienes no llega en su totalidad, ya que el Banco Nacional de Fomento (BNF) no da abasto con la cantidad de solicitudes. El sistema no está preparado para atender toda la demanda, sin mencionar a las que operan sin formalizarse aún, que son un 70% del total de las empresas existentes en el país, acotó.

Imlach aseveró que la banca privada utiliza el fondo del Fogapy solo para aquellos clientes conocidos, mientras que para aquellos que no son clientes se les somete a un proceso largo de análisis, y en caso de acceder al crédito, lo hacen con una tasa más amplia que el 8%, y solo el BNF o el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), que también resultó una opción más viable, no abastecen para todo un país.

Lea también: Fogapy: en una semana otorgó 626 créditos y trepa a US$ 215 millones

En ese sentido, señaló que solo se debe hacer el recuento de desembolsos del Fogapy, que aún no llegó ni a 20 mil empresas a casi cinco meses de emergencia, ya que hasta hace una semana, la ejecución del fondo, previo a la ampliación, se acercaba a las 11 mil empresas, de las cuales un 50% son micros, un 34% pequeñas y 12% medianas, en su gran mayoría otorgados por el BNF, una pequeña participación de la banca privada, mientras que el CAH no llegó ni a 1.000 desembolsos.

Petición ignorada por Hacienda

En cuanto a una reciente petición remitida al Ministerio de Hacienda, sobre la disminución a un 50% de los compromisos de las mipymes formales, Imlach dijo que no recibieron ninguna respuesta de posibilidad de estudio siquiera, ya que eso repercutiría en las recaudaciones, pero no tienen en cuenta las presiones que tienen que asumir las mipymes, ya que están facturando solo un 25% de lo normal, pero los impuestos se deben abonar en su totalidad, indicó.

“Nos están asfixiando, y no hay una política pública para contrarrestar. Son todos parches las medidas que anuncian, cierran un pozo y abren otro y esto es desgastante, pareciera que no piensan en una solución real, son proyectos y más proyectos”, sentenció.

Dejanos tu comentario

15H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar