Las plantaciones forestales son una herramienta interesante y válida de desarrollo sostenible porque generan beneficios sociales, ambientales y económicos, uno de los rubros aptos para obtener una tasa de retorno rápido del 13 al 18%. Así lo señaló la presidenta del Instituto Forestal Nacional (Infona), Cristina Goraleswki, y alegó que Paraguay tiene un potencial enorme para el desarrollo del sector forestal, por los recursos propios con que cuenta.

En cuanto a los beneficios económicos, la titular de la institución aseguró que las plantaciones forestales tienen una tasa interna de retorno (TIR) de entre 13% al 18%, dependiendo del modelo de plantación y ejemplificó uno de eucalipto, que crece 40 m3 por año, que capta carbono y unas 8,8 toneladas de CO2.

“Si hacemos un cálculo rápido de inversión y retorno para una plantación con fines de producción de madera de calidad, en base a unos US$ 2.500 por hectárea, esto genera un ingreso de US$ 12.500 por hectárea”, explicó Goraleswki, destacando las fortalezas que ofrece el rubro para los interesados en invertir en el país.

Lea también: Paraguay tiene el desafío de construir un plan que equilibre el crecimiento y margen fiscal, según experto

Cristina Goraleswki, titular del Infona. Foto: Gentileza.

Alternativa para reducir la pobreza

Con relación a los beneficios sociales, señaló que el aumento de las plantaciones genera un incremento en el empleo y en la mano de obra ocupada en la cadena de valor, ya sea a través de los viveros, servicios de silvicultura, consultores forestales, industria y transporte, por lo que al fortalecer o potenciarlo, puede contribuir a reducir la pobreza extrema en el campo.

A la vez, manifestó que el fomento de la actividad productiva forestal reduce enormemente la presión que reciben los bosques nativos, renovando constantemente los sumideros de carbono. Y al efecto, como políticas de fomento al desarrollo forestal sostenible, Goraleswki mencionó la Ley 4890/13 de Derecho Real de Superficie Forestal, o conocida como la “Ley de Vuelo Forestal”.

Puede interesarle: Bloomberg destaca a Paraguay por la intención de formalizar a más de 700 mil trabajadores en medio de la pandemia

Acceso a crédito

La mencionada ley permite el registro formal de plantaciones forestales, en forma separada e independiente del inmueble donde se sitúan, que a su vez pueden servir como garantía para acceder a créditos. En ese sentido, destacó la nueva línea de crédito de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) y del Banco Nacional de Fomento (BNF) con un producto de hasta 66 meses de plazo sin pago de intereses, que se realiza un pago único de capital al final del proyecto, que es para inversión en terreno propio o en predio de un tercero, siempre y cuando se presente constitución de derecho real de la superficie forestal.

Por otro lado, las condiciones del suelo y del clima del país son óptimas para el desarrollo de plantaciones forestales, a más de la disponibilidad de terreno, ya que pueden ser combinadas en sistemas silvopastoriles o agroforestales, estimadas en casi 5 millones de hectáreas disponibles, que convierten al sector forestal en uno de los rubros más interesantes para invertir en Paraguay, aseveró la titular.

Dejanos tu comentario

15H

Ante el posible retorno a las clases presenciales en el 2021 ¿cuál de estas medidas se debería adoptar?

Click para votar