La ciudad de Salto del Guairá, al igual que todas, es fuertemente golpeada por la pandemia, pero la crisis económica que atraviesa actualmente no tiene precedentes, ya que se trata de una población que básicamente vive del comercio de frontera, aseguraron los empresarios en una edición especial de GEN y Universo 970 AM esta mañana en la que hasta hace unos meses era una pujante ciudad comercial.

“El sobreendeudamiento que tenemos acá ahora ya es peligroso, es por eso que necesitamos del Fondo de Garantías para las Pymes, porque creemos que con el crédito de Fogapy se podrá dinamizar la economía, que hasta el momento nosotros no vemos su aplicación, no llega”, relataron durante el programa.

Lea también: Transformación del modelo de negocio y facilidades crediticias son claves para reactivar la economía fronteriza, afirman

Al respecto, el empresario Ramón Rojas señaló que la problemática actual no es solo de la mencionada ciudad, sino de todos, al ser la actividad comercial el día a día en la zona, que actualmente es un oasis, ya que la crisis es total en la comunidad.

En cuanto a la actividad económica, se estima que unos 1.400 negocios ya cerraron y que incluso la mitad ya salió de la ciudad, generando unos 4.000 desempleados y posiblemente para fin de mes trepará a 11.000 o más, ya que unos 20 a 22 negocios se cierran por día. “Es lamentable, no ven un sostén”, indicó Víctor Stanley, representante del sector comercial.

No hay respuesta del Gobierno

Mencionó que hace 38 días ya le había comentado a la ministra del MIC, Liz Cramer, que necesitaban de una inyección importante de capital para no despedir gente, de modo a que no se genere un problema social más catastrófico, ya que todos los días se están perdiendo unos 250 empleos y hasta la fecha no hubo ningún avance.

“La ecuación actual es que tenemos una frontera cerrada, el comercio cerrado, desempleo y sin un mango en el bolsillo, y así qué es lo que podemos hacer”, cuestionó.

En cuanto a las medidas implementadas por el Gobierno para intentar paliar los efectos de la pandemia, los comerciantes señalaron que si bien la asistencia Pytyvo es un salvataje, lo es medianamente, ya que llega a una parte mínima de la población y no en la intensidad que se requiere.

La pujanza lograda en la ciudad de Salto del Guairá fue gracias a la gestión privada, de los empresarios y ciudadanos, aseguran. Foto: Captura de pantalla.

Por lo tanto, temen a la pospandemia, porque hasta el momento la ciudad no tiene una respuesta efectiva, pese a que en teoría existen varios programas, ya sea para las mipymes como el Fogapy, pero resulta que en la realidad no se siente lo anunciado por el Gobierno en la economía, ya que tal medida no llega a Salto del Guairá.

Y a más de la esperanza de que en algún momento se dará la reapertura de la frontera, se encuentran aislados igualmente desde el factor sanitario, ya que aseguran que están desabastecidos.

Puede interesarle: Según ministro de Hacienda, la reactivación económica llevaría 18 meses

Salud de Salto olvidada

“Es lamentable cómo es el Gobierno con esta ciudad, solo en el IPS, hace 11 años que llegué acá y no he visto ni un ladrillo más, imagínense una ciudad que va a inaugurar una costanera y hoteles, pero sin asistencia médica. Y así qué le vas a ofrecer al turista, si en el hospital regional no tenemos muchas veces ni balón de oxígeno”, agregó Stanley.

A lo que Rojas sumó también: “Todo lo que ven y lo que fue construido en esta ciudad fue gracias al ímpetu y a la fuerza de los ciudadanos que creímos y creemos en Salto del Guairá, y no el Estado. El ejemplo simple es que ahora en la pandemia queda bien claro la ausencia total del Estado en la salud pública, siendo que somos aportantes de G. 1.650 millones al año para el IPS y no tenemos absolutamente nada para el asegurado”, sentenció.

Canindeyú en terapia

El móvil del equipo GEN y Universo 970 AM, a más de realizar una programación especial, se trasladó en los distintos puestos, ya sea de control y en los comercios, donde los pocos y pequeños comerciantes que sobrevivieron y actualmente pudieron reabrir sus locales señalaron que lo hicieron gracias a los ahorros que tenían para poder sostenerse, y que para poder vender algo de mercadería lo tienen que hacer a precios “regalados”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar