El titular de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo, habló esta mañana con Gen y Universo 970 AM sobre el plan de reactivación económica anunciada oficialmente ayer por el gobierno, y dijo que se trata de un “control de riesgo y manejo de daño”, ya que todavía no se puede asegurar dicha reactivación.

Si bien, el plan apunta a eso, cuyo objetivo es reactivar la economía, pero que no significa que se alcanzará la dinámica o el ritmo de negocios que existía antes de la llegada de la pandemia. Cree que el proceso será incierto al no saber cuánto durará la crisis sanitaria.

Noticia relacionada: Gobierno se endeudará US$ 350 millones para proyecto de reactivación

“Hay que ser muy claros en no generar mucha expectativa, ya que lo más sensato sería decir que se están controlando los daños para que no todo esté perdido, y manejando los riesgos de modo a que no se desborde “, expresó, refiriéndose hacia las autoridades pertinentes.

Para poner en contexto la gravedad, señaló que las perspectivas iniciales de un horizonte de tres meses, ya está durando más que eso, por lo que se tiene que tener mucho cuidado para manejarlo de a aquí a fin de año. Por ello es que cree en base al escenario actual, que se debe controlar el daño y manejar los riesgos, ya que nadie tiene la precisa para saber “a cuántos metros está la costa y saber cuánto tenemos que nadar para llegar ahí ni cuanto queda”, y que se debe trabajar por tramos, tal y como se está haciendo en las cuestiones sanitarias.

Campaña agrícola será fundamental

Específicamente desde el punto de vista del sector agropecuario, Cristaldo remarcó que ya están enfocados en lo que será la reactivación, es decir en la próxima campaña agrícola, pero aclaró que para criterio del sector, la reactivación es algo diferente a la dinamización, pero que son etapas que se tienen que encadenar.

“La campaña agrícola y el sector va ser fundamental para el desempeño económico del año que viene. Lo que el gobierno va hacer es importante, pero no va ser todo, porque mientras los diversos sectores en sí no recuperen su ritmo, todo va ser insuficiente en función a la expectativa que ya teníamos antes del COVID-19”, expresó, recordando el mal año del 2019 que se empezaba a recuperar a principios de este 2020 a un ritmo interesante, pero que el virus cambió todas las reglas del juego.

Puede interesarle: Peña: “No tenemos un horizonte de cómo se resolverá la situación fiscal”

La emergencia sanitaria hizo que en vez de avanzar se haya retrocedido, actividades que eran muy fluidas y dinámicas quedaron paralizadas hasta ahora, y el escenario que toca vivir es uno muy complejo, bastante difícil de predecir en el mediano plazo, por lo que resta diseñar planes de ejecución intermedia, de corto a mediano plazo en términos generales, insistió.

En el caso del sector productivo, alegó que ya están acostumbrados a planificar, por ejemplo ahora la siembra de setiembre para la cosecha de marzo que es el horizonte del campo, por lo que creen que es fundamental un buen desempeño ya que una buena cosecha en condiciones normales arroja un buen año económico en Paraguay.

Por lo tanto, aseveró que el primer paso o la primera plataforma que requiere el país es generar tranquilidad para que la gente pueda trabajar, proveyéndole de herramientas e insumos, así como los créditos que tengan que ser necesarios, para que cada grupo desde su sector pueda salir adelante, con las limitaciones que genera la pandemia, porque “no tenemos de otra”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar