El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, con­firmó ayer que el Gobierno planea emitir una nueva deuda de US$ 350 millones, como parte del nuevo Plan de Reactivación Económica, que incluye un paquete de medi­das en tres ejes estratégicos, como protección social, inver­sión pública para empleos y créditos para el desarrollo.

De este total, serán desti­nados unos 100 millones de dólares al IPS para el pago de compensación económica a los trabajadores cesados por la situación del covid-19; unos 80 millones de dólares para el programa de subsidio eco­nómico Pytyvõ para las ciu­dades de frontera, unos 100 millones de dólares para la dinamización de las obras públicas a través del Minis­terio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

Además, destinarán unos 40 millones de dólares para la construcción de viviendas, así como 10 millones de dóla­res para el Fondo Ganadero, y unos 20 millones de dólares para el Crédito Agrícola de Habilitación.

El Gobierno, tras oficializar este lunes el plan y confirmar una nueva deuda, alegó que es para intentar salir de la crisis desatada por la pandemia del covid-19. Pero, aclaró que la deuda no contempla gastos rígidos ni pago de salarios.

El mismo presidente de la República, Mario Abdo Bení­tez, presentó en el Palacio de Gobierno el plan y la forma en que se distribuirán los fon­dos, aunque significó que no serán suficientes.

Por otro lado, el ministro de Hacienda, Benigno López, manifestó que con las medi­das sanitarias se buscan sal­var vidas y contener el con­tagio, por lo que el Gobierno presentó un plan de emergen­cia, siempre buscando soste­ner la economía.

Mencionó que uno de los pila­res de este plan es la trans­formación del Estado. “Noso­tros ni la ciudadanía estamos conformes cómo prestamos los servicios públicos y debe­mos cambiarlo. Estamos tra­bajando en el proyecto que va a tener reglas nuevas donde la meritocracia va a ser la base para entrar a la función pública. Otro punto es redi­señar las compras públicas. Es clave que estas leyes estén en vigencia cuanto antes”, indicó.

“NO SABEMOS QUE SI LO PEOR HA PASADO”

“Estuve en los zapatos del ministro de Hacienda, uno trata de ser optimista y ver el vaso medio lleno. Creo que el problema muchas veces es no ver la situación o no evalúa, el diagnóstico es erróneo. Y uno puede tener la visión optimista, pero empieza a perder la credibilidad. La verdad es que no sabemos que lo peor ha pasado. Hoy se está hablando de que podemos entrar en cuarentena total y eso va a tener un costo económico tremendo, y esto no solo en Paraguay, sino en el mundo”, expresó al Canal GEN el economista Santiago Peña, sobre las expresiones del ministro Benigno López, de que lo peor ya pasó y que ya habrá un repunte de la economía.

Dijo que hace una semana el Fondo Monetario revisó las proyec­ciones de los países del mundo y existe un nivel de incertidum­bre, pues dijeron “no sabemos, porque en abril dijimos que la economía iba a caer 3% y ahora decimos 5%. Indican que Brasil va a caer 10%, Paraguay 5%, probablemente, en el pasar de los días vamos a ver un horizonte menos pesimista o probablemente peor”, afirmó Peña.

Dejanos tu comentario