El productor hortícola Hugo Rivarola, de 46 años, de la zona de Capitán Miranda, departamento de Itapúa, instó a los agricultores tanto al pequeño como mediano productor a apostar por la horticultura, ya que se trata de una buena opción y alternativa rentable para el campo.

Pero el productor, que se dedica al rubro desde hace 7 años y quien había iniciado de forma muy precaria con 8 tablones y dos rollos de media sombra, sabía que para poder sacar el jugo a la horticultura tenía que emprender a mayor escala, por lo que entendió que debía realizar apuestas para hacer crecer su producción y, por ende, el negocio de comercialización de productos hortícolas.

Lea también: “Sería catastrófico tener que volver atrás”, señalan desde la UIP

Como todos, también fue afectado por la pandemia con una disminución en las ventas, y al contar con 8 personales a quienes brinda trabajo de lunes a sábado y tras montar la producción en 4 hectáreas que lleva una inversión de casi G. 400 millones en infraestructura, no podía dejar de producir así como cumplir con sus obligaciones, por lo que accedió a una asistencia crediticia de G. 50 millones en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19 con fondos del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

“Estoy muy agradecido con el apoyo crediticio que tuve hoy, y gracias a Dios vamos a salir adelante con este crédito que me dieron porque la pandemia nos golpeó un poco, pero en Paraguay se puede cultivar, así que con sacrificio y dedicación todo es posible”, señaló el horticultor.

Productor de la zona de Capitán Miranda, Itapúa, accedió a crédito con fondos del COVID-19. Foto: Gentileza.

Y teniendo en cuenta las bondades de la tierra paraguaya es que el productor animó a apostar por la horticultura, al ser una buena opción para el pequeño y mediano productor, pero con mucho sacrificio y dedicación para ver los resultados, reiteró don Rivarola.

Puede interesarle: Exportaciones de maquila vuelven a caer 46% en mayo

Actualmente, el productor cuenta en su chacra de Capitán Miranda con 12.000 plantas de repollo, 11 mil plantines de locote, 7 mil plantas de tomate, además de siembras de acelga, perejil, pepino y zapallo, con cuya producción mantiene a su familia. “Doy gracias a Dios por volverme agricultor porque me va muy bien”, resaltó, según informaron desde el CAH.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar