Nilza Ferreira

El rubro de la gastronomía es otro sector golpeado por la pandemia del nuevo coronavirus en Paraguay. Los propietarios de varias cadenas de restaurantes nucleados en la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) mantuvieron esta mañana una reunión virtual con la ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carla Bacigalupo, a quien alertaron del colapso financiero que ya afrontan y que derivaría en un inevitable despido masivo de empleados. Así lo señaló a La Nación, Oliver Gayet, presidente del gremio.

El empresario dijo que participaron de una videoconferencia, de una hora de duración, con Bacigalupo, quien les prometió arrimar un plan para buscar una salida a la crisis. “Nosotros en estos momentos estamos en pleno diálogo con el Gobierno para poder expresar nuestras preocupaciones y ellos tratar de encarrilar este tren”, expresó.

Gayet señaló que pidieron explicaciones a la ministra sobre el alcance de la Ley de Emergencia Nacional, que ya fue promulgada por el Ejecutivo, puesto que según indicó los empresarios gastronómicos no fueron tan favorecidos por la legislación.

“Si bien nos dio la posibilidad de renegociar el tiempo de trabajo con los funcionarios y acorde a eso renegociar los salarios y también informar al IPS, nos pide que nosotros tratemos de sostener ese empleo de la gente. Y a nosotros nos va a costar mucho, en algunos casos vamos a tener que suprimir puestos y vemos que con la nueva ley, suprimiendo los puestos, esta gente va a poder recibir por lo menos el 50% del salario a través del IPS”, indicó.

El punto más espinoso para los gastronómicos es sostener el negocio, incluso una vez superada la crisis sanitaria, porque según indicaron los préstamos ofertados a través del banco estatal son onerosos por sus elevados intereses. “Nos están dando un préstamo con un interés del 7%, nosotros queremos bajar el interés en 2 ó 3%. Ella (Bacigalupo) dijo que va a hablar con la gente del BCP argumentando nuestro punto de vista. Pero, dónde está nuestra visión como empresario más adelante, que ni dentro de seis meses jamás vamos a recuperar las ventas que no hicimos en este tiempo. Y cómo vamos a pagar dentro de seis meses nuestros gastos corrientes, más los gastos del préstamo, más los intereses”, enfatizó el representante del gremio gastronómico.

DESPIDOS MASIVOS

Gayet advirtió de una inminente rescisión masiva de contratos a los trabajadores del sector gastronómico. “Estamos tratando de no llegar a ese punto, el deseo es tratar de mantener el 100% de los empleos. Pero, si no se logra el objetivo, vamos a tener que hacer en masa rescisión de contratos. En el ámbito gastronómico, formal, estamos hablando de 60.000 personas”, sentenció.

El gremio de los empresarios gastronómicos agrupa a 98 restaurantes. Varias empresas siguen operando inclusive con servicios de delivery, pero otras ya “cerraron cortina, ya le dieron vacaciones y se termina el período de vacaciones este fin de mes y terminando ese período de vacaciones van a ver qué hacer”.

“Nosotros estamos muy preocupados y todavía no encontramos la luz que nos ilumine hacia dónde irnos y para salvar los empleos. O sea, no puedo decir el 1 de abril rescindimos contrato a 60.000 personas, no creo que eso sea la solución que queremos, y dentro del gremio algunos lo harán y otros no lo harán, así como algunos ya lo hicieron”, concluyó.