• Lima, Perú. AFP.

Una epidemia de den­gue, enfermedad transmitida por los mosquitos, causó 445 muer­tos en Perú desde enero pasado, el peor registro desde que la enfermedad resurgió hace cuatro décadas, informó el Ministerio de Salud.

Desde la primera semana de enero hasta mediados de noviembre “los casos de dengue en el país se han incrementado a 270.978 y los fallecidos a 445″, indicó la autoridad sanitaria en un comunicado.

El 65 % de los decesos ocurrió en dos regiones de la costa norte peruana, Piura y Lam­bayeque, muy afectadas por lluvias intensas e inundacio­nes causadas por el fenómeno climático El Niño y el ciclón Yaku entre marzo y abril.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Según el reporte, el mayor número de defunciones se registró en los meses de mayo (124) y junio (136). Salvo esos meses, en promedio la cifra de muertes es de 18 por mes.

En mayo el Gobierno decretó por 120 días una “emergencia sanitaria” en 20 de 25 depar­tamentos de Perú por el brote de dengue.

Las cifras de 2023 superan ampliamente a las de 2022, cuando se reportó 64.000 casos y 86 fallecidos.

El brote provocó este año el colapso de hospitales en las regiones del norte.

Las lluvias destrozaron sis­temas de agua potable y des­agüe, propiciando brotes de dengue, leptospirosis y enfer­medades diarreicas, sobre todo en zonas empobrecidas o vulnerables.

El dengue es una enfermedad endémica de zonas tropicales que provoca fiebres altas, dolo­res de cabeza, náuseas, vómi­tos, dolor muscular y, en los casos más graves, hemorragias que pueden causar la muerte.

Se detectó en Perú por pri­mera vez en 1956 y reapare­ció en 1984 convirtiéndose en enfermedad endémica.

Según la Organización Mun­dial de Salud (OMS), una combinación de factores, entre ellos el cambio climá­tico y el fenómeno del Niño, contribuyeron este año a la aparición de graves epide­mias de dengue en regiones del mundo como Bangla­dés, Sudamérica o países de África subsahariana.

Dejanos tu comentario