Las inundaciones provocadas por las lluvias torrenciales en la región de Yakarta, la capital de Indonesia, dejaron casi 30 muertos, indicaron los servicios de emergencia.

La cifra de víctimas podría seguir aumentado, anunció la agencia de gestión de catástrofes. Decenas de miles de personas huyeron a refugios temporales en la región de la capital, donde viven 30 millones de personas, en las peores inundaciones de los últimos años tras lluvias torrenciales del último día del año. Las autoridades anunciaron que 31.000 personas fueron evacuadas, una cifra que no incluye las ciudades satélite.

Las imágenes de los medios muestran casas anegadas y coches cubiertos por el barro, mientras algunas personas circulaban flotando en pequeños neumáticos. En la ciudad de Bekasi, en las afueras de la capital, la retirada de las aguas dejó al descubierto calles llenas de barro con escombros de todo tipo y coches destrozados unos encima de otros.