Las autoridades aduaneras españolas anunciaron el decomiso de ocho toneladas de cocaína, uno de los mayores cargamentos confiscados en el país, descubiertas en el puerto de Algeciras dentro de un contenedor proveniente de Surinam. La droga venía escondida dentro de una estructura metálica fabricada con una aleación especial que buscaba confundir la señal del escáner de las autoridades, indicó en un comunicado el servicio de aduanas de la Agencia Tributaria.

Pese a ello, el escáner detectó “una gran cantidad de mercancía” que ocupaba casi todo el contenedor, y que resultó “ser cocaína de gran pureza” con un peso de 8 toneladas, detalló el comunicado, el lunes pasado. Esta operación volvió a evidenciar la posición de España como uno de los principales puntos de entrada de droga en Europa, por sus relaciones con Sudamérica, de donde procede la cocaína, y su proximidad con el norte de África, donde se produce la resina de cannabis.

A unos 70 km de Algeciras, en Barbate, otro puerto en el sur de España, dos guardias civiles murieron la noche del viernes tras ser arrollados por una lancha de narcotraficantes, un hecho por el que ocho personas fueron detenidas. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, garantizó este lunes que el gobierno del socialista Pedro Sánchez “seguirá invirtiendo todo lo necesario” para “seguir trabajando contra el narcotráfico” en el estrecho de Gibraltar, una de las zonas más calientes en cuanto al contrabando de drogas.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Sector privado envió una nave hacia la Luna

Pero Grande-Marlaska descartó “dimitir”, tal y como se lo exigieron la derecha y la extrema derecha, quienes se hicieron eco de sindicatos de la policía en la zona que han pedido más medios para combatir el narcotráfico. El contenedor donde fue hallada la cocaína había partido de Surinam, en Sudamérica, había hecho escala en Panamá y tenía previsto continuar hasta Portugal.

De allí, la carga iba a ser transportada por tierra a España, una ruta planeada para “dificultar al máximo [su] detección”, señalaron las autoridades de aduanas. El responsable de la recepción del cargamento en España fue detenido y otras dos personas son investigadas por los hechos, una de ellas el titular de la empresa a la que iba destinada la mercancía, agregó el comunicado.

Lea también: Venezuela expulsa al plantel de DDHH de la ONU

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario