El nuevo presidente de Ecuador, el centroizquierdista Daniel Noboa, ordenó dejar sin efecto una tabla que fija las cantidades máximas permitidas de posesión de drogas, en vigencia desde 2013 para diferenciar entre consumidores y traficantes, informó la Secretaría de Comunicación. Noboa, quien asumió el 23 noviembre, dispuso mediante un decreto que el Ministerio de Interior derogue una resolución adoptada por el gobierno del exmandatario socalista Rafael Correa (2007-2017) y sus reformas.

Con esto, el Mandatario cumple su promesa respecto a la tabla de consumo de drogas, que fomentaba el microtráfico y era un elemento nocivo para la sociedad ecuatoriana”, agregó la secretaría en un comunicado. La tabla permite la posesión sin arresto de hasta 10 gramos de marihuana, 1 gramo de cocaína y 0,10 de gramo de heroína y 0,02 de gramo de éxtasis.

El gobierno no dio más detalles sobre las consecuencias prácticas y legales de la eliminación del esquema. El mandatario, quien en campaña propuso eliminar la tabla al considerar que es de los “elementos más tóxicos y dañinos de la sociedad ecuatoriana”, también ordenó que las carteras de Interior y de Salud desarrollen programas de información, prevención y control del consumo de drogas, así como de rehabilitación de consumidores.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Javier Milei: ¿un “Trump de la Pampa”?

La tabla “fomenta el microtráfico en las escuelas y crea una generación entera de niños adictos”, manifestó Noboa en el debate previo al balotaje del 15 de octubre, en que obtuvo 52 % de la votación para vencer a la izquierdista Luisa González, delfín de Correa. Ecuador afronta desde años una oleada de violencia vinculada al narcotráfico, que ha derivado en que los homicidios se cuadripliquen entre 2018 y 2022, trepando al récord de 26 por cada 100.000 habitantes. Para este año de estima que la tasa subirá a 40.

Bandas del narco, con nexos con carteles colombianos y mexicanos, sostienen una guerra por el poder incluso en las cárceles, en las que matanzas entre sí dejan más de 460 muertos desde 2021. Ecuador, ubicado entre Colombia y Perú, los mayores productores de cocaína del mundo, ha decomisado más de 500 toneladas de drogas desde 2021.

Combatir “la violencia y la miseria”

“Los invito a todos a trabajar en conjunto para acabar con el enemigo en común: la violencia y la miseria”, dijo el nuevo mandatario en un corto discurso ante el Congreso, que lo posesionó. Noboa fue juramentado por el titular del Legislativo, Henry Kronfle, en un acto en Quito al que asistió el mandatario colombiano Gustavo Petro.

Autoproclamado de centroizquierda y apoyado por fuerzas de derecha, el hijo del magnate bananero Álvaro Noboa asumió a sus 35 años para convertirse en el presidente más joven de Ecuador tras el retorno a la democracia, en 1979. Daniel Noboa fue elegido para terminar el mandato inconcluso del saliente derechista Guillermo Lasso, quien disolvió en mayo el Parlamento y dio paso a elecciones anticipadas para eludir un juicio político por corrupción, impulsado por la oposición que formaba mayoría.

A la crisis institucional se sumó la violencia de bandas narco con poder internacional que dejan unos 3.600 asesinatos en lo que va del año, según el Observatorio Ecuatoriano del Crimen Organizado. “Para combatir la violencia hay que atacar la desocupación, el país necesita empleo y para ello enviaremos reformas urgentes”, expresó Noboa, que luego de ser posesionado se trasladó a la sede de gobierno, donde varios cientos de simpatizantes le vitorearon.

Lea también: Llegan a internet miles de cartas entre España y América retenidas varios siglos

País “gravemente herido”

Más tarde, en el Palacio de Carondelet, el mandatario juramentó a una veintena de secretarios y ministros como a la empresaria Gabriela Sommerfeld, designada para la cartera de Relaciones Exteriores, y al experto en seguridad Giancarlo Loffredo, para la de Defensa. El gabinete, para el cual resta el nombramiento de otros ministros como el de Economía, incluye a una mayoría de mujeres y jóvenes.

“Tienen la valentía, la convicción, la fuerza de servir a su país en el peor momento (...) Han tomado la responsabilidad de darle vuelta a un país que está gravemente herido”, declaró. Noboa “debe asumir que es un gobierno transitorio (...) y por tanto debe ser altamente pragmático y realista respecto a sus capacidades y objetivos que va a trazarse para que no genere nuevamente una frustración para los ecuatorianos”, dijo a la AFP el politólogo Santiago Cahuasquí, de la Universidad Internacional SEK.

Nacido en Estados Unidos y egresado de prestigiosas universidades extranjeras, el nuevo mandatario es sommelier, sabe de música, intentó ser vegetariano, colecciona ajíes y le apasionan los autos y los caballos. Su padre, quien no acudió al Congreso por problemas de salud, intentó sin éxito llegar en cinco ocasiones a la presidencia.

“Visión renovada”

El principal desafío del mandatario será enfrentar las numerosas bandas asociadas a carteles mexicanos y colombianos que imponen el terror con cadáveres desmembrados, incinerados y colgados de puentes. Entre 2018 y 2022, la tasa de homicidios se cuadriplicó y trepó a 26 asesinatos por cada 100.000 habitantes. También recibirá un sistema carcelario en llamas, donde los choques entre organizaciones dejan más de 460 muertos desde 2021.

“La tarea es dura y difícil y los días son pocos”, expresó Noboa en el Legislativo. Noboa derrotó en el balotaje del 15 de octubre a la izquierdista Luisa González, delfín del exgobernante socialista Rafael Correa (2007-2017), con un 52 % de los apoyos. Sobre su juventud, criticada por un sector, el gobernante destacó su “visión renovada”.

“Creen que la juventud es sinónimo de ingenuidad, para mí es de fuerza”, dijo también ante vicepresidentes como el de Brasil, Geraldo Alckmin, y varios cancilleres, entre ellos de Panamá, Perú y Costa Rica. El movimiento oficialista Acción Democrática Nacional (ADN) logró apenas 17 de los 137 escaños parlamentarios. El viernes, Noboa se alió con el correísmo (principal fuerza con 51 curules y fuerte crítico de su padre) y el derechista Partido Social Cristiano (PSC, 18) para hacer una mayoría a la hora de designar autoridades como presidente y dos vicepresidentes del Congreso.

Precampaña

El empresario tiene una popularidad del 60 % de acuerdo a la encuestadora privada Cedatos, pese a que era casi un desconocido en la política previo a las elecciones. Para los ecuatorianos, los principales problemas son inseguridad (45 %), desempleo (18 %), pobreza (15 %) y corrupción (6 %), según Cedatos. El impacto del fenómeno climático de El Niño amenaza con golpear aún más la economía dependiente del petróleo, que registra precios inestables.

“Recibe un país en una situación económica bastante compleja”, explicó el analista Pablo Lucio-Paredes, director del Instituto de Economía de la privada Universidad San Francisco de Quito. Para 2024, año electoral en Ecuador, habrá un déficit presupuestario de 5.000 millones de dólares (4 % del PIB) y una necesidad de financiamiento de 10.000 millones (8 %), según el experto.

De la población de 16,9 millones de personas, 3,1 millones tienen empleo, mientras que la pobreza -incluida la extrema- afecta al 38 %, de acuerdo a cifras oficiales. Expertos consideran que este mandato será una suerte de precampaña con miras a los comicios de febrero de 2025, en los que Noboa aspira participar.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario