Ucrania afirmó el sábado que derribó 74 de 75 drones rusos lanzados durante la noche, en lo que calificó como el peor ataque con estos aparatos contra su territorio desde el inicio de la invasión en febrero de 2022. El ejército ucraniano declaró que Rusia lanzó una “cifra récord” de drones Shahed de fabricación iraní, la mayoría derribados sobre la capital Kiev, causando cortes de electricidad en el centro de la ciudad, donde las temperaturas cayeron por debajo de los 0 ºC.

“¡El enemigo lanzó una cifra récord de drones de ataque contra Ucrania! El principal destino del ataque es Kiev”, declaró el comandante de las Fuerza Aéreas de Ucrania, el general Mykola Oleschuk. El ejército afirmó que derribó “74 de 75″ drones Shahed. Cinco personas resultaron heridas en Kiev, entre ellas un niño de 11 años, señalaron las autoridades ucranianas.

La alerta aérea en la ciudad duró seis horas, y los restos de drones caídos causaron incendios y dañaron edificios en distintos puntos de la capital, indicó el alcalde, Vitali Klitschko. “El enemigo continúa sembrando el terror”, dijo el responsable. Viktor Vasylenko, residente de la zona, dijo que tuvo que calmar a su hija pequeña, que sufrió “pánico y náuseas” mientras se refugiaban en un pasillo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Mi mujer pensó que la casa se vendría abajo por la mitad”, explicó el hombre de 38 años, añadiendo que era la primera vez que un ataque se producía tan cerca. Decenas de edificios sufrieron cortes de electricidad, pero el ministerio de Energía informó que esta se restableció algo más tarde.

Lea más: Finlandia acusa a Rusia de usar migrantes como “armas”

Kiev, “objetivo principal”

El ejército ucraniano indicó que, aunque el “objetivo principal” del ataque fue Kiev, la defensa aérea también fue llamada a actuar en el sur del país y un misil guiado fue destruido sobre la región central de Dnipropetrovsk. Las autoridades afirmaron que hubo cortes de electricidad en toda la región.

Kiev advirtió y se preparó para una nueva campaña rusa contra su red energética con la llegada del invierno, temiendo que se repita la situación del año pasado, cuando miles de personas se quedaron sin calefacción ni luz a temperaturas bajo cero. Los ataques con drones se multiplicaron en los últimos meses, y han sido obra tanto de las fuerzas de Kiev como de las fuerzas rusas.

El ataque de este sábado coincide por otro lado con la conmemoración en Ucrania del “Holodomor”, la hambruna y muerte de millones de personas en el país en la década de 1930 a causa de la política del líder soviético Jósif Stalin. “Más de 70 [drones] Shahed la noche de la conmemoración de Holodomor (...) Los dirigentes rusos están orgullosos de su capacidad de matar”, comentó en sus redes sociales el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

Lea también: Taiwán: oposición no logra alianza para las presidenciales

Zelenski, quien enfatizó que es “imposible” olvidar o perdonar esos crímenes del estalinismo, acudió en Kiev a una ceremonia para conmemorar este episodio histórico que, según Ucrania, fue causado deliberadamente por la política agrícola soviética, algo que Moscú niega.

Ucrania perdió entre cuatro y ocho millones de habitantes en la gran hambruna de 1932-1933 durante el proceso de colectivización de sus tierras. Dicha hambruna, según los historiadores, fue orquestada por Stalin para reprimir cualquier veleidad nacionalista e independentista en el país, por entonces una república soviética.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario