El motín del grupo paramilitar ruso Wagner demuestra que la guerra de Ucrania está “resquebrajando” el poder ruso, afirmó este lunes el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, quien advirtió del peligro que supone la inestabilidad política en una potencia atómica.

El conflicto de Ucrania está “afectando su sistema político”, expresó Borrell, refiriéndose a Rusia, al llegar a Luxemburgo para una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE). “Ciertamente, no es bueno ver que una potencia nuclear como Rusia pueda iniciar una fase de inestabilidad política. Esto es algo que debe ser tenido en cuenta”, agregó el diplomático español.

Lea más: Primer ministro griego fue reelecto holgadamente

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El grupo Wagner, dijo Borrell, es un “monstruo” creado por el presidente ruso, Vladimir Putin, y ahora “el monstruo está actuando contra su creador. El monstruo muerde”. Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE buscan sacar conclusiones de lo ocurrido el fin de semana.

El jefe de la diplomacia de Suecia, Tobias Billstrom, dijo apenas que se trataba de una cuestión de “asuntos internos” de Rusia. De acuerdo con Billstrom, lo “más importante” era mantener el apoyo a Ucrania para que ese país pueda recuperar el territorio ocupado por las tropas rusas. Las tropas del grupo Wagner protagonizaron el sábado una rebelión contra el mando militar y avanzaron en territorio ruso, pero en 24 horas se alcanzó un acuerdo, impulsado por Bielorrusia, y los hombres de Wagner se replegaron finalmente el domingo.

Levantan operación antiterrorista

El “régimen de operación antiterrorista” instaurado el sábado en Moscú y alrededores tras la rebelión del grupo paramilitar Wagner fue levantado el lunes, anunció el alcalde de la capital rusa, Serguéi Sobianin. “Levantamos todas las restricciones vinculadas a la puesta en marcha del régimen de operación antiterrorista”, declaró Sobianin en Telegram. Sobianin agradeció en el mismo mensaje la “calma y comprensión” de los moscovitas.

Esta decisión se tomó porque “no hay amenazas para la vida, la salud o la propiedad de las personas”, declaró el Comité Nacional Antiterrorista (NAK) en un comunicado citado por las agencias de noticias rusas. “La situación en la región de Moscú es estable por el momento”, añadió el Comité.

Lea también: Grupo Wagner se repliega para evitar guerra civil en Rusia

El sábado se ordenó el “régimen de operación antiterrorista” en Moscú y su región, así como en la región de Voronezh, en la frontera con Ucrania, después de que el líder del grupo paramilitar Wagner, Yevgueni Prigozhin, anunciara que sus combatientes marchaban hacia la capital rusa. Ese régimen otorga mayores poderes a las fuerzas de seguridad, en particular para llevar a cabo operaciones policiales. El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, decretó un día feriado este lunes.

El sábado por la noche, Yevgueni Prigozhin anunció que sus hombres “regresaban” a sus campamentos para evitar “un baño de sangre”, tras las negociaciones con el presidente bielorruso Alexander Lukashenko. El paradero de Prigozhin seguía sin estar claro el lunes. El Kremlin afirmó que Prigozhin aceptó irse a Bielorrusia y que se retiraron los cargos contra él.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario