Los presidentes de Ecuador, Uruguay y Paraguay denunciaron hoy las violaciones de derechos humanos y se distanciaron de los regímenes autoritarios en Venezuela, Cuba y Nicaragua. Las duras críticas se dieron en la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), llevada a cabo en México.

El recientemente electo presidente de la República del Ecuador, Guillermo Lasso, hizo mención a los opositores regionales a su gobierno, al del venezolano Nicolás Maduro y del cubano Miguel Díaz-Canel.

“Libertad para nuestros ciudadanos para abrir nuevos mercados, para comerciar, soñar y crecer juntos en una plena democracia donde existan elecciones transparentes, donde se respete la libertad de expresión, donde se respeten los derechos humanos y las libertades políticas de los opositores a nuestros gobiernos”, pidió Lasso.

Nota relacionada: “Cachetada” diplomática de Abdo Benítez a Nicolás Maduro en México

No hay democracia cuando se encarcelan opositores, dice Lacalle

A su vez, el gobierno uruguayo de Luis Alberto Lacalle-Pou fue directo al nombrar a cada uno de los regímenes que considera no democráticos de América Latina y el Caribe. Asimismo, dejó en claro que la participación en la Celac (donde participan gobiernos considerados autoritaristas) no significa restarle importancia a la OEA (donde se sancionan a estos gobiernos).

“Participar de este foro no significa ser complaciente. Y con el respeto debido, cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando se utiliza el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los DDHH, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, sostuvo Lacalle-Pou.

Paraguay no reconoce al gobierno de Maduro, dice Abdo

Mario Abdo Benítez, presidente de Paraguay, consecuente con la postura contraria a Nicolás Maduro, le reiteró mirándolo a la cara que sigue sin reconocer a su gobierno por violar los derechos humanos de los venezolanos.

“Mi presencia en esta cumbre, en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente”, dijo el mandatario paraguayo.

“La legitimidad democrática se va construyendo día a día, honrándola con nuestro actuar. No inmiscuyéndose en otros poderes, no manipulando la Justicia. Yo quiero esto para toda la región. No hay otro camino que no sea la democracia”, aseveró.

Te puede interesar: Plantean subsidiar el pasaje del transporte público a los adultos mayores

Maduro exige careo con los presidentes

“Le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia”, respondió Maduro a Abdo y siguió: “En Paraguay, en Venezuela y en América Latina. Y estamos listos para darlo. Ponga usted el lugar”, retrucó.

Con tono enfurecido continuó diciendo: “O ponga Lacalle la fecha y el lugar. O usted López Obrador. Y Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir de cara a los pueblos, en transmisión en vivo y en directo, o en privado. Como ustedes quieran. Con respeto y sin exclusiones”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar