¿Cómo pudieron escapar seis reclusos palestinos de una prisión israelí de alta seguridad? ¿Y adónde han podido ir? Este martes pasado, Israel intentaba encontrar respuestas, mientras la policía continuaba buscando a los fugitivos.

La escena parece sacada de una película de Hollywood y también podría servir de trama para una serie policíaca israelí como “Fauda”: el lunes, temprano, seis presos palestinos de la cárcel israelí de Gilboa, en el norte, se escaparon por un túnel excavado bajo el lavabo de una celda.

Lea más: Milenario olivo Patriarca quedó dañado por incendios en Italia

En el exterior del centro penitenciario, los guardias y policías descubrieron un agujero en el suelo por el que los reclusos huyeron del lugar, convirtiéndose en los “héroes” de numerosos palestinos, pero también en los hombres más buscados de Israel.

Se han desplegado drones de observación, levantado puestos de control y el ejército patrulla en torno a Yenín, el sector de Cisjordania ocupado de donde son oriundos los seis hombres, todos condenados -algunos a cadena perpetua- por su papel en ataques antiisraelíes. El martes, mientras el país celebraba el Rosh Hashaná, el año nuevo judío, continuaban las búsquedas para localizarlos, más de 24 horas después de su “gran evasión”, según titulaba parte de la prensa palestina.

“Por el momento, no hay avances”, declaró a la AFP una portavoz de la policía israelí del norte del país, donde se encuentra la prisión de Gilboa, inaugurada en 2004 durante la segunda Intifada, en un momento de múltiples ataques contra Israel. “Pero todas las ramas de las fuerzas de seguridad fueron movilizadas para encontrar a los presos: el ejército, los servicios de seguridad interior Shin Bet, la policía, la policía fronteriza y sus unidades especiales respectivas”, indicó la fuente.

¿Fuga al extranjero?

La justicia israelí ordenó que no se publiquen los detalles de la investigación, en tanto la prensa local intenta desentrañar este asunto molesto. Las autoridades temen que los palestinos huidos lleven a cabo ataques. ¿Pero seguirán esos fugitivos en Israel? ¿Habrán regresado a su Cisjordania natal, un territorio ocupado situado a una decena de kilómetros de la prisión?

El lunes, en Yenín, los palestinos celebraron la evasión, aunque afirmaron temer una intervención de las fuerzas israelíes. Abo Al Athir Kamanji, padre de Ayham Kamanji, uno de los seis prófugos, indicó que el lunes lo había convocado un responsable de la seguridad israelí. “Me preguntaron qué nos dijimos mi hijo y yo durante mi última visita” a prisión, explicó a la AFP, afirmando que se había enterado de la fuga de su hijo por la televisión y las redes sociales.

“Estamos muy contentos [por la evasión] pero, al mismo tiempo, tenemos miedo y tememos por la vida de Zakaria y de los jóvenes que iban con él”, declaró a la AFP Kamal al Zubeidi, padre de Zakaria al Zubeidi, otro de los presos fugados, exlíder de la rama armada del movimiento Fatah en el campo de Yenín.

Lea más: La comunidad cubana en EEUU, una historia de pasión y desaliento

“De momento, las noticias son buenas y espero que todos sigan sanos y salvos”, añadió. Si no están en Israel ni en Cisjordania, tal vez hayan tirado hacia la Franja de Gaza, para cruzar la valla -custodiada por fuertes medidas de seguridad- que separa Israel de ese territorio palestino gobernado por los islamistas de Hamás, que sirve de refugio para la Yihad Islámica, el grupo armado al que pertenecen cinco de los seis presos huidos.

O, quizá, intentaron cruzar la frontera para pasar a otro país. Es “muy probable” que los prófugos hayan pasado a Jordania, un país ubicado a una veintena de kilómetros al este de la prisión, apuntaba este martes una fuente policial citada por el diario Haaretz.

Según este rotativo, de izquierdas, algunos de los fugitivos, o todos ellos, se habrían subido a un vehículo a tres kilómetros de la prisión. Pero ¿cómo pudieron huir evitando completamente la vigilancia de los guardias? Según la radio pública Kan, en unas imágenes de video aparecen los prófugos a la salida exterior del túnel, pero ningún guardia estaba controlando en ese momento las pantallas de las cámaras de vigilancia.

Lea más: Fallece el actor Jean-Paul Belmondo a los 88 años

Además, según Kan, una guardia encargada de ese sector de la prisión podría haberse dormido durante su turno. Un corresponsal del diario Maariv subrayó que, según los primeros indicios de la investigación, los presos habrían tardado cinco meses en cavar el túnel.

Una hipótesis que recuerda a la película estadounidense de 1994 dirigida por Frank Darabont “Shawshank redemption” (“Cadena perpetua” en España, “Sueños de libertad” en Argentina y “Sueño de fuga” en el resto de América Latina). En ella, un hombre, interpretado por Tim Robbins, escapa de una cárcel a través de un túnel cavado durante años.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar