La misión de Estados Unidos en Afganistán está “en vías de completarse” el 31 de agosto, a condición de que los talibanes sigan permitiendo el acceso de los evacuados al aeropuerto de Kabul, dijo Joe Biden a líderes del G7 el martes, según la Casa Blanca.

El presidente estadounidense también pidió al Pentágono que tuviera “planes de contingencia” para postergar la retirada “si fuera necesario”, añadió su portavoz Jen Psaki en un comunicado. En una reunión virtual del G7, Biden “confirmó que se está en vías de completar (las operaciones) para el 31 de agosto”, el plazo para la salida de las tropas estadounidenses que él mismo había fijado antes de la toma del poder por los talibanes, indica el texto.

Lea más: Familia necesita ayuda por niño con síndrome de Down internado y madre con cáncer

“El final de la misión para el 31 de agosto depende de la coordinación con los talibanes, incluido el acceso continuo al aeropuerto para los evacuados”, subrayó Biden de acuerdo al comunicado. El presidente estadounidense recuerda en el texto las “amenazas crecientes” de ataques contra el ejército de su país por parte de afiliados del Grupo Estado Islámico.

Estados Unidos ha evacuado a “más de 4.000 titulares de pasaportes estadounidenses y miembros de sus familias” desde que se instaló el puente aéreo el 14 de agosto, el día antes de que los talibanes ingresaran a Kabul, según un alto funcionario del Departamento de Estado. “Esta cifra seguirá aumentando en los próximos días”, agregó el funcionario. Más de 58.700 personas han sido transportadas en avión desde el 14 de agosto, según el Pentágono.

Evacuan más de 4.000 ciudadanos de EEUU

Estados Unidos ha evacuado de Afganistán a “más de 4.000 titulares de pasaportes estadounidenses y a sus familiares” desde mediados de agosto, dijo el martes un alto funcionario del Departamento de Estado estadounidense.

“Esperamos que esa cifra siga creciendo en los próximos días”, dijo bajo condición de anonimato. “Seguimos poniéndonos en contacto con los estadounidenses que estaban registrados en la embajada en Kabul para determinar si siguen en Afganistán y facilitar su evacuación si quieren marcharse”, añadió.

El fin de semana, el ejército de Estados Unidos había informado que 2.500 estadounidenses habían sido evacuados. Contando gente de otras nacionalidades, incluidos los afganos considerados en riesgo en su país, Estados Unidos ha evacuado a unas 48.000 personas desde el 14 de agosto, el día antes de que los talibanes entraran en Kabul y tomaran el poder, según la Casa Blanca. Otros miles de personas han sido evacuadas por naciones europeas aliadas, como Alemania y el Reino Unido.

Talibanes insisten con plazo

Los talibanes advirtieron de nuevo este martes que las evacuaciones en Afganistán deben terminar el 31 de agosto, pese a los pedidos occidentales de prolongar el plazo, y exigieron que los afganos más cualificados permanezcan en el país.

Hasta el momento, casi 60.000 personas, entre extranjeros y afganos, han sido evacuadas del país desde el aeropuerto de Kabul desde el 14 de agosto, la mayoría de ellas en vuelos militares estadounidenses, según cifras de Washington. Pero una multitud sigue congregada fuera de las instalaciones esperando la oportunidad de salir.

Lea más: Caminera emite recomendaciones para conducir en medio del humo

Los fundamentalistas reiteraron el martes que se oponían a que se extienda el plazo más allá del 31 de agosto, fecha en la que está prevista la retirada total de las tropas extranjeras. Uno de los portavoces del movimiento, Zabihullah Mujahid, acusó a las potencias extranjeras se evacuar a “expertos afganos”, como ingenieros. “Les pedimos que cesen estas operaciones”, exigió.

“Tienen aviones, tienen el aeropuerto, deberían sacar a sus ciudadanos y contratistas de aquí”, dijo. Pero “no deberían incitar a los afganos a huir de Afganistán”, añadió el vocero.

“El tiempo que sea necesario”

El lunes, los talibanes, que pusieron fin a dos décadas de guerra con una ofensiva fulgurante que les hizo apoderarse de Kabul el 15 de agosto y controlar la mayoría del país, ya dijeron que el plazo del 31 de agosto era una “línea roja” y amenazaron con “consecuencias” si los países occidentales alargaban la “ocupación”.

Horas después de las nuevas advertencias talibanas, el presidente estadounidense, Joe Biden, decidió ceñirse a la fecha límite establecida, informaron las cadenas CNN, Fox News y otros medios, citando a altos funcionarios estadounidenses.

Biden tomó la decisión tras participar en una cumbre telemática con los dirigentes del G7 en la que la Unión Europea le pidió mantener la seguridad del aeropuerto de Kabul “el tiempo que sea necesario” para “completar” las operaciones de evacuación.

Lea más: Emprendedores LN: nutricionista dejó de ejercer en pandemia y apostó al rubro de la alimentación saludable

El G7 parece, sin embargo, confirmar la decisión de Biden. En su comunicado final, pidió a los talibanes “garantizar” un “paso seguro” más allá del actual plazo del 31 de agosto para quienes quieren abandonar Afganistán. Este pedido es la “primera condición que ponemos” al nuevo régimen talibán “en tanto que G7”, indicó el primer ministro británico, Boris Johnson.

El G7 advirtió también a los fundamentalistas que “tendrán que rendir cuentas por sus acciones para prevenir el terrorismo y sobre los derechos humanos, especialmente los de las mujeres”. Y subrayaron que Afganistán “no debe volver a ser un refugio para el terrorismo y una fuente de ataques terroristas contra otros países”.

Mujeres funcionarias

En Afganistán, aquellos ciudadanos que trabajaron para gobiernos o empresas extranjeras en los últimos años, artistas o aquellas personas que defendieron la apertura del país y los derechos de mujeres o minorías, saben que son blancos de los extremistas.

El martes, en su rueda de prensa, el portavoz talibán aseguró sin embargo que las funcionarias afganas podrán volver al trabajo cuando esté “garantizada la seguridad”. “Queremos que trabajen, pero también que la seguridad sea buena” para ello, afirmó Zabihullah Mujahid, que recalcó que por el momento las mujeres deben quedarse en casa.

Lea más: Buscan crear red de gestión y prevención de incendios forestales

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, advirtió este martes que el trato que los talibanes reserven a las mujeres, especialmente en lo relativo a su derecho a la educación, representará una “línea roja”.

Bachelet, que a principios de agosto había mencionado “informes que mostraban violaciones que podrían constituir crímenes de guerra” en Afganistán, subrayó este martes que había recibido “informaciones creíbles sobre graves violaciones del derecho humanitario internacional y ataques contra los derechos humanos en numerosas zonas bajo control talibán”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió por su parte que que sólo cuenta con suficientes suministros sanitarios en el país para “una semana”. Los talibanes, que trabajan en la formación de un nuevo gobierno, aseguran haber cambiado con respecto a hace 20 años, cuando instauraron un régimen fundamentalista y brutal entre 1996 y 2001.

Lea más: Foundation: la épica saga llega el 24 de septiembre y tiene tráiler final

Pero un informe de un grupo de expertos de la ONU publicado la semana pasada concluyó que los islamistas van de “puerta por puerta” buscando gente que trabajó con el antiguo gobierno o las tropas internacionales. Los fundamentalistas han impuesto cierta calma en la capital, donde patrullan las calles, pero el miedo sigue presente y muchos ciudadanos, sobre todo mujeres, no se arriesgan a salir.

Un núcleo de resistencia a los talibanes persiste en el valle del Panshir, al noreste de Kabul, llamado el Frente Nacional de Resistencia (FNR). Está liderado por Ahmad Masud, hijo del célebre comandante Masud, asesinado en 2001, y por Amrullah Saleh, vicepresidente del gobierno derrocado.

El lunes, los talibanes afirmaron que habían rodeado la zona de Panshir pero que preferían negociar antes que luchar. El portavoz del FNR, Ali Maisam Nazary, dijo a la AFP que se preparaba “un conflicto de larga duración” con los talibanes si no se lograba un “acuerdo para un sistema de gobierno descentralizado”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar