Las “actitudes hostiles” de Brasil “mataron el debate en el Mercosur”, en particular debido a posturas negativas de su ministro de Economía, el ultraliberal Paulo Guedes, estimó el canciller de Argentina, Felipe Solá, en una entrevista publicada por el diario O Globo.

“Con Brasil no hay debate, conversaciones entre ministros, debates académicos, con empresarios, sindicatos, debates francos, todo eso es impensable”, afirmó Solá durante una visita a Rio de Janeiro para celebrar el 30 aniversario de un acuerdo de uso pacífico de la energía nuclear, el lunes pasado.

Lea más: El mercado de ganado de Liniers, último recuerdo de la Buenos Aires rural

El anuncio de Uruguay de que buscará individualmente acuerdos comerciales con terceros países o bloques y la presión de Brasilia para reducir el Arancel Externo Común (AEC) atizan las discrepancias en el grupo que completa Paraguay. “Brasil tiene una posición personalizada en un grupo de economistas que controla el Ministerio de Economía. Las actitudes hostiles mataron el debate. (...) El Mercosur está adormecido”, subrayó Solá. El canciller relató que el ministerio de Guedes se negó a conversar con sus pares argentinos. “Una actitud muy negativa”, afirmó.

Esa directriz vino de Guedes y luego “hubo una confirmación sincera [de la cancillería brasileña] de que la posición de Brasil es la posición del ministro Guedes. Eso me fue dicho de forma explícita. El ministro Guedes cree que conseguirá bajar los precios en Brasil reduciendo un 10%” los aranceles, afirmó Solá.

Lea más: Salud considera opciones ante eventual no llegada de segunda dosis de la Sputnik V

Guedes “cree que, al bajar el precio de los productos importados, los productores brasileños estarán obligados a bajar sus precios”. En la cumbre del Mercosur del 8 de julio, el ultraderechista presidente brasileño Jair Bolsonaro criticó el “uso de la regla del consenso como instrumento de veto” dentro del bloque, que tiene por costumbre adoptar decisiones consensuadas. Pero el mandatario argentino Alberto Fernández defendió el consenso “como columna vertebral constitutiva” del grupo.

“Argentina está actuando como alguien que quiere preservar un matrimonio, a pesar de lo que los otros hacen. (...) No hubo acuerdo en la cumbre, pero Argentina hizo un esfuerzo enorme durante un año y medio y se acercó a la propuesta brasileña de reducir el arancel externo común”, añadió Solá.

Las relaciones entre Brasil y Argentina se crisparon desde que Bolsonaro criticó la elección de Fernández como presidente, y los ánimos se deterioraron aún más debido a sus diferencias en el Mercosur. “Nos acostumbramos a negociar a pesar de las circunstancias, y continuaremos intentando. Si el ministro Guedes quiere negociar con nosotros estamos abiertos, ahora si quiere imponer sin negociar, eso es otra cosa”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar