El gobierno cubano anunció el miércoles el primer paquete de medidas para apaciguar a la población, entre ellas la libre importación de alimentos y medicinas, a tres días de las inéditas protestas que estallaron en la isla.

Las autoridades acordaron “autorizar excepcionalmente y con carácter temporal, la importación por la vía del pasajero, es decir del equipaje acompañante en el viaje, los alimentos, aseos y medicamentos sin limite de valor de importación y libre de pago de aranceles”, dijo el primer ministro, Manuel Marrero, en la televisión cubana.

Facilitar la entrada de bienes de primera necesidad era uno de los llamados de las multitudinarias protestas del 11 y 12 de julio en unas cuarenta ciudades de la isla, que enfrenta fuertes penurias, agravadas por la peor crisis económica en tres décadas.

Lea también: Crisis en Cuba: “Esto es una selva de guerra informativa y de propaganda”, afirman

En una reciente carta abierta al gobierno, un grupo de artistas e intelectuales habían pedido justamente esa medida. “Esto es una medida que estamos tomando hasta el 31 de diciembre, después haremos una valoración”, dijo Marreo en compañía del presidente Miguel Díaz-Canel.

Las leyes cubanas permiten la importación no comercial de 10 kg de medicamentos, libre de impuestos, mientras que pone cantidades topes a alimentos y otros productos, por los que sí cobra impuestos.

“Usted puede traer la cantidad de alimentos, de productos de aseo y la cantidad de medicamentos que usted considere, el límite no lo ponemos nosotros, no lo pone el país, no lo pone la aduana, el límite se lo puede poner la aerolínea”, dijo Marrero.

Leé también: “En Cuba solo estaban celebrando la Eurocopa”, dijo Diosdado Cabello

Estudian medidas definitivas

Un grupo de artistas e intelectuales, entre ellos el cineasta Fernando Pérez y el economista Carmelo Mesa Lago, habían pedido que se “faciliten y viabilicen el proceso para permitir la entrada de medicamentos y enseres médicos al país”.

El primer ministro también anunció un programa provisional que beneficiaría a unas 300.000 personas que viven en la actualidad en lugares diferentes a donde están empadronados, y por lo tanto no tienen posibilidades de comprar la canasta básica subsidiada que vende el Estado a cada ciudadano.

Se trata de “un mecanismo provisional que garantice que las personas que están en esta situación puedan adquirir la canasta básica en el lugar donde están residiendo hoy”, dijo Marrero.

Mirá también: OPS destaca alza de casos de COVID en Cuba y recomienda evitar aglomeraciones

Explicó que el vicepresidente Salvador Valdés estudia con una comisión la solución definitiva, pero que es necesario una medida temporal, pues las medidas contra la pandemia del coronavirus impiden o dificultan los desplazamientos.

Cuba tiene una insuficiente producción de alimentos e importa el 80% de lo que consumen sus 11,2 millones de habitantes, lo que se ha complicado con la crisis económica actual y la pandemia.

Las medidas son anunciadas tres días después de las manifestaciones el domingo, en las que miles de cubanos salieron a las calles en unas cuarenta ciudades al grito  de “tenemos hambre”, “libertad” y “abajo la dictadura”.

Leé también: Cubanos en Paraguay piden a Mario Abdo definir su postura

Las protestas, que en ciertas partes continuaron el lunes, dejaron un muerto y más de un centenar de detenidos. El miércoles la calma aparentemente regresó a la isla, bajo fuerte vigilancia policial y militar, especialmente alrededor del Capitolio en La Habana, sede del Parlamento.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

11H

Salud confirma que se vacunará a chicos de 12 a 18 años antes de cerrar el 2021, ¿qué opina?

Click para votar