Con el fin de defender sus votos, miles de partidarios de la derechista Keiko Fujimori y del izquierdista Pedro Castillo volvieron este sábado a marchar en Perú, que continúa sin saber quién será su nuevo presidente tres semanas después de los comicios.

Los manifestantes fujimoristas, que denuncian “fraude” en el balotaje del 6 de junio, corearon “nuevas elecciones queremos los peruanos”, mientras los rivales llamaban al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) a proclamar cuanto antes a Castillo como presidente electo.

La policía estuvo en alerta para mantener el orden durante las marchas realizadas la tarde del sábado por ambos bandos en el centro de Lima, donde también hubo una manifestación de la comunidad LGBTI, coincidiendo con el Día del Orgullo. Todas transcurrieron pacíficamente.

Fujimori viene denunciando “irregularidades” en su contra en el balotaje, pero sin presentar pruebas concluyentes.

El escrutinio final dio una ventaja de 44.000 votos a su rival izquierdista y Estados Unidos y los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) dijeron que el proceso electoral fue limpio.

Te puede interesar: Nuevos incendios en iglesias católicas en territorios autóctonos de Canadá

Miembros de colectivos, asociaciones civiles y de derechos humanos, así como de partidos de izquierda, se congregaron en una marcha denominada “Basta ya” en apoyo a Castillo, que partió desde la emblemática Plaza Dos de Mayo y fue cerrado por su abanderado en la Plaza San Martín.

Castillo dijo ante sus partidarios que planea mantener al actual jefe del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), Julio Velarde, quien lleva en el cargo 15 años, en caso de ser proclamado ganador

“Pido al doctor Julio Velarde para que su trabajo sea permanente, coherente, frente al BCRP. Por eso es necesario dar tranquilidad, no solo económica, sino abrir las puertas para las grandes inversiones que tienen que darse en el Perú democráticamente con las reglas claras”, dijo Castillo, quien reiteró que no es comunista ni chavista.

“Castillo al sillón, Keiko a prisión”, coreaban los manifestantes en alusión a que Fujimori deberá ir a juicio por lavado de dinero, en el marco del escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, si no gana la presidencia.

“Queremos que se haga justicia, que se respeten nuestros votos. Castillo es presidente del Perú, el JNE ya debe proclamarlo”, dijo a la AFP Selena Lozano, profesora de 50 años de la zona selvática de Ucayali, vestida con un traje y una corona de plumas tradicionales de la Amazonía peruana.

El JNE está en el ojo del huracán tras la divulgación, el jueves, de audios de Vladimiro Montesinos, el exjefe de inteligencia del presidente Alberto Fujimori, padre de la candidata, dando instrucciones por teléfono desde la cárcel de la Base Naval del Callao para comprar a tres magistrados del Jurado y volcar la balanza a favor de Keiko.

“Escuchamos con indignación los audios”

En paralelo, el fujimorismo organizó una marcha denominada “Respeta mi voto”, que partió desde el Campo de Marte y terminó de noche en la plaza Bolognesi, donde los manifestantes corearon “nuevas elecciones queremos los peruanos”, mientras las opciones de que gane su candidata parecen irse desvaneciendo.

Fujimori buscó minimizar el impacto de los audios de Montesinos al afirmar en su discurso en el mitin que “esta semana tampoco ha sido ajena a los golpes bajos, a los inventos”.

Lea también: Excanciller y jefe de misión electoral en Perú condena agresión física a autoridades

“Hemos escuchado con indignación esos audios [...], escuchando la voz de un hombre [Montesinos] que traicionó a todos los peruanos. Yo rechazo este tipo de insinuaciones, donde se nota además que esto está armado de una forma burda”, agregó.

Fujimori indicó también que pedirá el lunes al presidente Francisco Sagasti que solicite una “auditoría internacional” de los comicios, a pesar de que el mandatario centrista saliente también ha dicho que el proceso electoral fue limpio.

Las marchas congregaron a mucho menos gente que otras similares efectuadas hace una semana. Castillo, maestro de escuela rural de Cajamarca (norte), participó este sábado por primera vez desde el balotaje en un mitin con sus partidarios.

El conteo del órgano electoral (ONPE), que llegó al 100% hace once días, dio a Castillo el 50,12% de los votos sobre el 49,87% de Fujimori.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar