El balotaje presidencial en Perú, que cinco días después sigue sin arrojar un ganador entre los candidados Keiko Fujimori y Pedro Castillo, fue un “proceso electoral positivo” en el que no se detectaron “graves irregularidades”, declaró este viernes la misión de observación de la OEA.

“La Misión no ha detectado graves irregularidades”, dice el informe preliminar del grupo encabezado por el excanciller paraguayo Rubén Ramírez, que respalda la labor de los órganos electorales peruanos, cuestionados por Fujimori al denunciar “indicios de fraude” y pedir la anulación de unos 200.000 votos.

“La Misión destaca la coincidencia de ambas candidaturas de no proclamarse ganadores hasta que se hayan resuelto todas las impugnaciones”, añade el reporte del grupo de la Organización de Estados Americanos (OEA). Aunque aún no hay resultado oficial, líderes de la izquierda latinoamericana han saludado la “victoria” del maestro rural.

Lea más: España, conmocionada por el hallazgo en el mar del cuerpo de una niña raptada por su padre

El mandatario interino, Francisco Sagasti, comenzó a hacer esfuerzos para calmar los ánimos en un país polarizado que espera desde el domingo la definición de la contienda electoral, que entró el viernes a una fase aún más compleja. Pero Fujimori criticó las gestiones del gobernante saliente.

Horas antes del reporte de la OEA, la tensión había crecido cuando el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), que debe proclamar al ganador, decidió sorpresivamente ampliar por 48 horas el plazo para impugnar votos. La medida, que favorecía a la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, levantó una polémica y la ira del bando de Castillo. Poco después, el JNE dio marcha atrás.

“Es inconstitucional”, sería un “fraude consumado”, dijo sobre la ampliación del plazo la candidata a vicepresidenta de Castillo, la abogada Dina Boluarte. La controversia provocó que decenas de simpatizantes de ambos partidos manifiesten en las calles de Lima.

Saludos de Dilma y Correa

Castillo sumó felicitaciones de los expresidentes de Brasil y Ecuador, Dilma Rousseff y Rafael Correa. “Su victoria sobre la extrema derecha es un estímulo para las fuerzas progresistas latinoamericanas”, dijo la exmandataria.

En la semana celebraron su “triunfo” también los exmandatarios Evo Morales de Bolivia; Luiz Inácio “Lula” da Silva, también de Brasil; la primera dama de Nicaragua, Rosario Murillo; y los actuales jefes de Estado de Bolivia, Luis Arce, y de Argentina, Alberto Fernández, quien llamó a Castillo “presidente electo”.

Lea más: Alto Paraná: este domingo habrá cinco puestos de vacunación

Ante estas expresiones, el gobierno peruano “se ha visto en la obligación de entregar una Nota de Protesta a los embajadores de dichos países”, pues el ganador no ha sido proclamado por el JNE, indicó la Cancillería en un comunicado.

Castillo tiene una ventaja de 60.000 votos, con el 99,63% de las mesas escrutadas, pero el JNE todavía debe resolver los pedidos de impugnar miles de sufragios de ambos candidatos, sobre todo por parte de Fujimori.

El plazo para impugnar venció el miércoles y Fujimori alcanzó a presentar solo una parte de los que pretendía que fueran anulados, según medios locales. Líderes indígenas de la selva advirtieron el viernes que marcharán a Lima, de ser necesario, para defender sus votos por Castillo, en rechazo al pedido de Fujimori de anular 802 actas de mesas rurales.

Que “impere la calma”

Sagasti habló con personas ligadas a ambos candidatos, entre ellas el premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa, para pedirles que impere la calma cualquiera sea el ganador, reveló en un mensaje en Twitter.

El laureado escritor de 85 años ha estado apoyando a Fujimori activamente desde España, donde reside, a pesar de que en el pasado fue un furibundo antifujimorista. “El presidente Sagasti no debe interferir en mi legítimo derecho a defender nuestros votos”, reaccionó en Twitter Fujimori.

“Nada que ver con Venezuela”

Los cambios al modelo económico que promueve Castillo, que despertaron temores entre el empresariado e inversionistas, no tienen “nada que ver con la propuesta de Venezuela”, aseguró en entrevista con la AFP su principal asesor, Pedro Francke.

“Como ha dicho el profesor Pedro Castillo, no tenemos nada que ver con la propuesta de Venezuela. No haremos expropiaciones, no haremos estatizaciones, no haremos controles de precios generalizados, no haremos un control de cambios”, dijo Francke.

El jueves, un fiscal anticorrupción pidió prisión preventiva para Fujimori por supuestamente infringir las reglas de su libertad condicional por el caso de la constructora brasileña Odebrecht, por el que estuvo presa 16 meses. La solicitud debe ser resuelta por un tribunal.

El lunes, Fujimori denunció “indicios de fraude” y el miércoles pidió anular 200.000 votos, acentuando el clima de incertidumbre tras años de convulsiones políticas, que llevaron al país a tener tres presidentes en cinco días en noviembre pasado. Las impugnaciones de votos demorarían más de una semana en decidirse en el JNE, por lo que la contienda sigue abierta.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar