Ecuador, que enfrenta una nueva ola de coronavirus y que cumple el tercero de cuatro fines de semana con confinamiento obligatorio, superó este domingo los 400.000 casos de COVID-19, según balances oficiales.

En las últimas 24 horas, el país andino sumó 1.375 nuevos casos para un total de 400.296 (2.287 por cada 100 mil habitantes) desde que el 29 de febrero de 2020 las autoridades anunciaron el primer contagio.

Lea más: HEi Network se expande con un nuevo y amplio estudio

Así, el gobierno del presidente Lenín Moreno -cuyo mandato concluye el próximo 24 de mayo- estableció un cuarto estado de excepción, con toques de queda nocturnos de nueve horas y confinamientos prolongados de 57 horas los fines de semana, hasta el 20 de mayo.

Las restricciones afectan a 16 de las 24 provincias, incluida Pichincha donde está la capital Quito, la ciudad más golpeada con más de 130.000 casos y 19.222 muertos. Gremios médicos hablan de un subregistro de muertes. Entre enero de 2020 y marzo de 2021, Ecuador contabiliza unas 53.000 muertes más por todas las causas que en el mismo periodo anterior, según el Registro Civil.

Lea más: Locales gastronómicos vuelven a las calles peatonales este fin de semana

Por otro lado, un cuestionado proceso de vacunación, plagado de irregularidades, continúa en marcha. En este país de 17,5 millones de pobladores, 264.202 personas habían recibido las dos dosis necesarias para la inmunización hasta el viernes. Otras 981.620 recibieron la primera.

Ecuador, que el año pasado sufrió el colapso de sus sistemas sanitarios y funerarios, mantiene vigente el teletrabajo obligatorio en todo el país y las clases presenciales siguen suspendidas. Las fronteras terrestres y marítimas continúan cerradas debido a la pandemia.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar