El precio de los billetes de avión se disparó y la demanda por los jets privados aumentó de manera fulgurante este viernes en India, a medida que las clases pudientes huían de un país acechado por una agresiva ola del COVID-19.

A partir del domingo, todos los vuelos que conectan India con Emiratos Árabes Unidos, uno de los trayectos más frecuentados en el mundo, quedarán suspendidos a causa del aumento de los casos de coronavirus en India, cuyos hospitales están saturados.

Lea más: Las mascotas mantienen su reinado en un Brasil pandémico

Según los portales de comparación de precios, un billete para volar de Bombay a Dubái costaba el viernes hasta 80.000 rupias (unos 1.000 dólares), un precio diez veces superior al habitual. Los billetes de un vuelo Nueva Delhi-Dubái podían superar las 50.000 rupias (670 dólares), tras haberse multiplicado por cinco.

La demanda “enloqueció totalmente” para los viajes en jet privado, dijo a la AFP un portavoz de Air Charter Service India, especializado en este servicio. “Recibí 80 peticiones para informarse sobre los vuelos hacia Dubái solo durante el día de hoy”, declaró el portavoz de Enthral Aviation, otra empresa de jets privados.

Lea más: Cancillería india confirma la llegada de 100 mil dosis de vacunas este domingo

Unos 3,3 millones de indios viven en Emiratos Árabes Unidos, donde representan un tercio de la población de ese país del Golfo. Este viernes también entró en vigor una prohibición para viajar en avión desde India hacia Reino Unido, excepto para los ciudadanos británicos e irlandeses y aquellos que tengan derecho a residencia.

El precio de un viaje de Bombay o Nueva Delhi hacia Londres costaba el viernes entre 100.000 (1.300 dólares) y 150.000 rupias (2.000 dólares), es decir, el doble de lo habitual cuando se reserva en el último momento.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar