Peregrinos vacunados contra el COVID-19 realizaron este martes la umrah, la pequeña peregrinación de La Meca en Arabia Saudita, en el primer día del mes de ayuno musulmán del ramadán.

Los fieles entraban en grupos, con la mascarilla puesta, en la Gran Mezquita para realizar el “tawaf”, que consiste en dar siete vueltas a la Kaaba, una construcción cúbica en cuya dirección miran los musulmanes para rezar y que se halla en el centro del patio de la Gran Mezquita de La Meca.

Lea más: Las Cataratas del Iguazú bajo las estrellas: las increíbles fotos tomadas por un astrofotógrafo

El ministerio del Hach y Umrah anunció a principios de abril que “solo las personas inmunes” contra el coronavirus estarían autorizadas a realizar la umrah o las oraciones desde el comienzo del Ramadán.

El ministerio considera “inmunes” a tres categorías de personas: las que han recibido dos dosis de la vacuna, las que tienen una desde hace al menos 14 días y las que se han curado de la infección. Estas normas permitirán acoger durante el Ramadán a 50.000 peregrinos para la umrah y 100.000 fieles por día, según los medios de comunicación públicos.

Lea más: Salud mental, medicina física y rehabilitación: especialidades del nuevo pabellón de IPS

El martes no se aclaró si esta política, aplicada en un momento en que el número de infecciones por COVID-19 aumenta en el reino, se extenderá al hach, la peregrinación anual prevista más tarde.

Durante el último hach, a finales de julio de 2020, solo una decena de miles de fieles residentes en Arabia Saudita realizaron este rito debido a la pandemia, en comparación con los 2,5 millones de participantes procedentes de todo el mundo en 2019.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar