Canadá mantendrá los pedidos de la vacuna anti-COVID-19 de Johnson & Johnson, cuyas primeras entregas se esperan para fin de mes, a pesar de la decisión de Estados Unidos de suspender su aplicación, dijo este martes el primer ministro Justin Trudeau.

El laboratorio estadounidense anunció su “decisión de retrasar el despliegue” de su vacuna monodosis contra el COVID-19 en Europa tras la decisión de las autoridades sanitarias estadounidenses de recomendar “una pausa” en su uso.

Lea más: Volvo solo fabricará coches eléctricos en el 2030 y los venderá por internet

“Continuaremos observando atentamente lo que sucede en Estados Unidos”, dijo Trudeau en una conferencia de prensa. “Esperamos que haya dosis que podamos utilizar (...) pero tomaremos nuestras decisiones basándonos en las recomendaciones de Health Canada”, agregó.

Una persona murió por trombosis y otra se encuentra en estado crítico en Estados Unidos tras ser inoculados con esta vacuna. En total, seis personas de entre 18 y 48 años experimentaron síntomas de trombosis cerebral entre 6 y 13 días después de recibir la dosis, además de una caída en los niveles de plaquetas.

Las autoridades sanitarias canadienses “siguen de cerca la situación y trabajan con el fabricante, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y organismos reguladores de otros países”, indicó la cartera de Salud en una publicación en Twitter.

Lea más: COVID-19: “La gente no es que está muriendo en las terapias, ya no llega”

El gobierno canadiense realizó un pedido de 10 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson, con opción a otros 28 millones. Con 38 millones de habitantes, Canadá prevé recibir un total de 44 millones de dosis de vacunas de cuatro laboratorios diferentes para fines de junio, recordó Trudeau, quien se felicitó de que el país cuente con “varias opciones” en materia de vacunación.

Por otra parte, Canadá identificó en Quebec su primer caso de un coágulo poco común asociado con un bajo nivel de plaquetas en una mujer que fue inoculada con la versión de la vacuna AstraZeneca desarrollada por el instituto Serum de India, anunciaron las autoridades sanitarias. Canadá registra más de un millón de casos de coronavirus y 23.385 muertos desde el inicio de la pandemia.

Sudáfrica suspende el uso

Sudáfrica suspendió este martes el uso de la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19, por el riesgo potencial de que provoque coágulos sanguíneos, indicó el ministro de Salud, Zweli Mkhize. El anunció retrasará aún más la campaña de vacunación del paísmás golpeado de África por el coronavirus y en el que solo se utiliza ese inmunizante, fabricado en Estados Unidos.

“Hemos decidido suspender voluntariamente su uso hasta que la relación de causalidad entre el desarrollo de coágulos sanguíneos y la vacuna de Johnson & Johnson se haya analizado suficientemente”, indicó el ministro de Salud, Zweli Mkhize, en una rueda de prensa en línea.

Lea más: COVID-19: “La gente no es que está muriendo en las terapias, ya no llega”

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron el martes detener el uso de la vacuna de Johnson & Johnson, de un solo uso, ante la posible relación entre el medicamento y la aparición de un tipo raro de coágulo sanguíneo.

Las autoridades estadounidenses adoptaron la medida “por precaución” pero Johnson & Johnson decidió retrasar la entrega de su inyectable en Europa. Mkhize indicó que, aunque no se detectó ningún caso de coágulos sanguíneos entre las personas vacunadas en Sudáfrica, el anuncio de la FDA no debería ser tomado “a la ligera”.

Lea más: Los hospitales de Manila, en la “peor de las pesadillas”

“Esperamos que las deliberaciones solo tomen unos días”, agregó. “Habida cuenta de los datos preliminares disponibles, nuestros científicos confían en que la decisión de la FDA se tomó únicamente por precaución, y esperamos que no conduzca a la retirada total de la vacuna de Johnson & Johnson”, añadió el ministro.

Sudáfrica ha vacunado a menos 290.000 trabajadores sanitarios desde el 17 de febrero. La segunda fase de la campaña, que implicará a los “trabajadores esenciales” y a los mayores de 60 años, debería empezar el 17 de mayo. Las autoridades sudafricanas renunciaron a usar la vacuna desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford porque es menos efectiva contra la variante del virus detectada en ese país.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

6H

¿Cómo se podrían evitar las aglomeraciones en los colectivos?

Click para votar