Los envíos de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson disminuirán fuertemente la próxima semana en Estados Unidos, según datos de las autoridades sanitarias, renovando la preocupación por las dificultades de producción de esta empresa estadounidense.

El número de vacunas que se distribuirán en los distintos estados pasará de 4,9 millones de dosis en la semana del 5 de abril a 700.000 en la del 12 de abril, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la principal agencia federal de salud pública estadounidense.

Lea más: Twitter lanza un emoji sobre el movimiento prodemocrático en Asia

La empresa se comprometió a entregar “cerca de 100 millones de dosis” al gobierno estadounidense “para finales de mayo”, y asegura que puede cumplirlo. Pero la semana pasada estalló un escándalo al revelarse que un lote -de unos 15 millones de dosis según medios estadounidenses- fue estropeado por error en una planta de Baltimore.

Los ingredientes utilizados en la fabricación de otra vacuna, la de AstraZeneca, se habrían mezclado con los de la vacuna J&J, según el diario The New York Times. El error fue detectado por los controles de calidad y las dosis defectuosas nunca salieron de la planta, que sigue esperando la aprobación oficial de las autoridades para suministrar la vacuna.

Desde entonces, la producción del fármaco de AstraZeneca fue retirado de la planta, gestionada por la empresa asociada Emergent BioSolutions, y supervisores de J&J revisan las operaciones.

“Johnson & Johnson asume cabalmente la responsabilidad” por el incidente, dijo la compañía estadounidense en un comunicado el sábado, afirmando que está “trabajando estrechamente” con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para obtener la aprobación de emergencia para producir su vacuna en la planta de Baltimore.

Lea más: COVID-19: Paraguay tendría 134 muertes diarias para el mes de junio

La vacuna de Johnson & Johnson, que tiene la gran ventaja logística de administrarse en una sola dosis, recibió la aprobación de emergencia en Estados Unidos a finales de febrero, tras las de Pfizer/BioNTech y Moderna.

Johnson & Johnson entregó 20 millones de dosis a Estados Unidos a finales de marzo, como se había pactado, y “la empresa se comprometió a entregar 24 millones a finales de abril”, dijo la semana pasada Jeff Zients, coordinador de la estrategia antipandemia de la Casa Blanca. “Moderna y Pfizer están ahora en una cadencia estable (de entregas) semana a semana. Eso no es algo que Johnson & Johnson haya logrado todavía”, reconoció.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

16H

¿Itapúa debería volver a fase 0 como piden las autoridades sanitarias?

Click para votar