Juan Carlos Dos Santos

juancarlos.dossantos@gruponacion.com.py

Hoy se cumplen 73 años de aquella histórica votación en las Naciones Unidas, cuando con 33 votos a favor y 13 en contra se decidió llevar a cabo la partición del territorio del Mandato Británico conocido como Palestina, en una zona judía y otra árabe, con la firme intención de crear a los Estados de Israel y Palestina.

De esta manera nacía, siete meses después, el 14 de mayo de 1948, el Estado de Israel, pero los árabes no habían aceptado aquella decisión de las NNUU, es uno de los motivos por el cual hasta hoy no se ha podido establecer de manera plena un Estado Palestino y aquellas fronteras que habían sido señaladas por la Asamblea General del organismo mundial sufrieron modificaciones tras varias guerras donde Israel enfrentó militarmente a Egipto, Siria, Jordania, Líbano e Irak.

Ciudad árabe en Israel

Durante una capacitación sobre la situación geopolítica y social relacionada a las zonas del conflicto palestino – israelí, tuvimos la oportunidad de visitar la localidad árabe de Tira, en Israel. Fue uno de los últimos cursos en donde periodistas paraguayos pudieron participar antes de la decisión del gobierno de Mario Abdo Benítez de regresar la sede de la embajada paraguaya desde Jerusalén a Tel Aviv, en setiembre del 2018.

Esta situación, ya bastante conocida y publicada tanto en medios locales como internacionales, ocasionó el cierre de la Embajada de Israel en Asunción, siendo trasladada a la ciudad de Montevideo. Sin embargo, antes de estos desafortunados hechos hemos podido acceder, gracias a la agencia de cooperación internacional israelí, Mashav, al curso mencionado.

Lea también: Isaac Rabin, el soldado de la paz

Como parte de ese recorrido, fuimos recibido en la ciudad árabe de Tira por Mejamed Mansur, funcionario de la municipalidad de la mencionada localidad. La idea de la visita era conocer las perspectivas de los hechos que envuelven al conflicto palestino – israelí, desde una visión árabe.

La ciudad árabe de Tira, en el centro de Israel, es conocida por disponer para la venta, carne vacuna argentina y paraguaya. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

Una ciudad totalmente árabe

Mansur, antes de comenzar su explicación sobre la vida en Tira, realiza una breve bendición para todos los presentes en la reunión y, sobre todo, para que nuestra estadía y nuestro trabajo tenga la gracia del Profeta y de Allah. “Tira está habitada por personas que son 100% árabes musulmanes. Este pueblo está pasando un proceso de crecimiento, que pronto lo llevará a convertirse en una ciudad”, comenta el funcionario.

En este poblado árabe, dentro del territorio de Israel, viven 26.000 personas y se encuentra en la mitad de la tabla de poblados árabes, si se compara su tamaño. Tira fue en el pasado una aldea rural dedicada plenamente a la agricultura y a la ganadería, pero todo eso ha cambiado, 15 años atrás.

Le puede interesar: Productos innovadores que van moldeando el futuro de Israel

En el recorrido que nos ha llevado desde nuestro lugar de hospedaje en Beit Berl hasta el centro de Tira no hemos observado campos agrícolas, como sí sucede en otras partes de Israel, apenas se dejan las grandes ciudades.

Hoy es una ciudad absolutamente comercial y su ubicación en el centro del país es bastante estratégica, pues está rodeada de ciudades con mayoría judía, pero al mismo tiempo es vecina de una importante ciudad de los territorios palestinos Qalqilya, que está bajo control de la Autoridad Palestina (AP).

Valla fronteriza entre la Franja de Gaza e Israel. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

La línea verde

Entre Tira y Qalqilya pasa la línea verde, una línea imaginaria de separación territorial entre Israel y los territorios palestinos, que fue demarcada luego de la Guerra de los Seis Días, en 1967. Los árabes que viven en Tira son parte del pueblo palestino, tan iguales que como quienes que viven en Qalqilya, al otro lado de la línea verde.

Mansur explica que “Tira es parte del Estado de Israel, la gente tiene la ciudadanía israelí y por esa misma razón, la ley que rige en la ciudad es la ley del Estado de Israel. Los árabes que viven en Tira simplemente han decidido que desean vivir en Israel y tienen la ambición de obtener igualdad para todos los habitantes”.

Quienes viven en Qalqilya, al otro lado de la línea verde, tienen las leyes de la Autoridad Palestina, controlada por el movimiento islamista al Fatah, herededos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), creada por el fallecido Yasser Arafat.

Mejamed Mansur, a la derecha de la imagen, explicando todo lo relacionado a la ciudad árabe de Tira. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

Un doctor en física

“Deseamos que haya paz en la región entre los palestinos y los judíos, que se logra hallar una solución al largo conflicto porque eso será de gran beneficio para todos nosotros, no existirán los problemas que tenemos ahora y habrá cooperación”, expresa el funcionario árabe.

Mejamed Mansur ha estudiado en el Instituto Weizmann, uno de los centros académicos más prestigiosos de Israel. Es doctor en física y su hijo ha estudiado ingeniería en sistemas en una de las universidades más renombradas del mundo en el ámbito de la tecnología, Technion, en la ciudad de Haifa. Hoy su hijo forma parte de una empresa de alta tecnología en Tel Aviv, capital mundial de la innovación.

Alrededor de dos millones de árabes musulmanes viven en Israel. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

Cambios sociales y educación

Tira forma parte de una sociedad musulmana conservadora, pero que está en proceso de transformación y espera convertirse de aldea a ciudad moderna, pero también está el proceso de cambios sociales internos. A diferencia de otras ciudades árabes, tanto en Israel como en los territorios palestinos, uno en Tira no podría notar la diferencia en la manera de vestir de los adolescentes árabes de los judíos.

La mayor parte de las mujeres que viven en Tira son estudiantes o egresadas universitarias y casi todo el sistema académico está dominado por las mujeres e incluso, de los 500 funcionarios municipales de Tira, 450 de ellos son mujeres. Consideran que aún cuando es muy importante mantener sus valores culturales y sus tradiciones, no se pueden desligar de la realidad de cómo evolucionan las actuales sociedades humanas.

Le puede interesar: El Valle del Jordán, entre el conflicto y el turismo

De todas maneras, la sociedad árabe de Israel sufre de un alto índice de violencia interna y se han registrado alrededor de 1.000 muertes violentas desde el 2000 hasta ahora, sumando todos los casos en la totalidad de las ciudades con mayoría palestina.

“Hasta el año 1974 no hubo crímenes en las ciudades árabes, porque las personas mayores decían algo y eso se tenía que cumplir”, recuerda Mansur. Luego de la década del 70 comenzó la mezcla de culturas y eso se sumó al ingreso de personas provenientes de los territorios palestinos.

La ciudad árabe de Jaffa, está pegada a Tel Aviv y tiene una vida nocturna intensa. Foto: Juan Carlos Dos Santos

Formar parte de la alta tecnología

Las autoridades de la ciudad están realizando grandes inversiones en educación apuntando a la innovación con la enseñanza de ciencias y tecnología. Las opciones van desde química, física, biología, ingeniería de sistemas o robótica. "Buscamos que tengan una salida laboral y de ser posible ser parte de la industria de alta tecnología de Israel.

Todo estos sueños que persiguen los jóvenes estudiantes de Tira se realizan cuidando sus raíces culturales. “Nosotros somos palestinos y toda nuestra cultura, nuestras familias son todas palestinas pero eso no nos impide mantener una buena relación con las escuelas judías. Llevamos juntos proyectos conjuntos y eso no solo se limita a los alumnos sino que también a los maestros, los directores y los padres de los alumnos”, señaló.

La ciudad de Beersheva es considerada la capital tecnológica de Israel y es un lugar donde estudian y trabajan muchos jóvenes árabes. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

Mansur recuerda que los niños y jóvenes de Tira realizan encuentros con sus pares de Ra’anana, una ciudad de mayoría judía que es considerada la ciudad con la más alta calidad de vida en Israel y la más segura de todo el Medio Oriente. “Allí los chicos de Tira descubren que son iguales a ellos, que desean vivir como ellos, que tienen sus aspiraciones y sus hobbies, entonces es de esta manera que a través de la educación vamos disminuyendo esa distancia”, nos explica.

Lea también: Los Rollos del Mar Muerto, el rompecabezas más grande de toda la humanidad

Uno de los deseos que une a esta ciudad árabe del centro de Israel es convertirse en una ciudad innovadora, con un gran parque industrial, sueño que en poco tiempo se verá convertido en realidad. En uno de los extremos de la ciudad se está construyendo una zona industrial para desarrollo tecnológico e innovador.

Los diversos tipos de cultivos aparecen apenas se salen de las zonas urbanas del país. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

Palestinos en Israel luchan por desarrollarse

La visita a la ciudad árabe ha dejado en evidencia que muchas personas pertenecientes al pueblo palestino y que residen en Israel están más inmersos en una lucha contra ellos mismos, pero por avanzar y desarrollarse como persona y como sociedad.

Con seguridad, la comunidad palestina musulmana que reside en Tira sigue los acontecimientos que ocurren en los territorios palestinos, tanto en la Cisjordania gobernada por Fatah o en la Franja de Gaza, gobernada por Hamas, pero su decisión los ha alejado del terror y de la incertidumbre.

La población de Israel llegó a 9,19 millones de habitantes, de acuerdo a un informe publicado hoy por la Oficina Central de Estadísticas del estado. El mismo informe señala que el 74% de la población es judía (6,806 millones) y el 21% árabe (1,93 millones). Además, viven en Israel alrededor de 454.000 personas que son árabes cristianos, drusos o los que profesan otras religiones.

Los sectores del sur de Israel son regiones de producción agrícola que antes de la llegada de Hamas, comerciaban con los palestinos de Gaza. Foto: Juan Carlos Dos Santos.

Lea también: Siria podría sumarse a los acuerdos de paz con Israel


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar