Los históricos acuerdos de normalización entre Israel y tres países árabes, dos del Golfo Pérsico (Emiratos Árabes Unidos y Bahréin) y un africano (Sudán), así como los constantes esfuerzos por lograr un entendimiento total con Arabia Saudita, le valieron al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu y al príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed, la nominación al Premio Nobel de la Paz 2021.

Esta vez la propuesta fue realizada por el ex primer ministro de Irlanda del Norte Lord David Trimble, quien en 1998 fue uno de los ganadores del premio de la Academia Sueca, luego de sus esfuerzos por hallar una solución pacífica al conflicto irlandés. Por reglamento del Premio Nobel, si la nominación la realiza un exganador, esta deberá ser discutida por los miembros de la Academia Sueca.

Le puede interesar: Informes israelíes revelan reunión de Netanyahu con príncipe saudita

Netanyahu, quien encabeza personalmente las gestiones para lograr la normalización con varios países de la región, comunicó ayer a través de las cuentas oficiales de redes sociales del Estado de Israel, que mantuvo una conversación con el Príncipe Heredero y Primer Ministro de Bahrein, el Príncipe Salman bin Hamad al-Khalifa.

Visitará Bahréin

“Ambos estamos muy entusiasmados con el hecho de que podemos llevar los frutos de la paz a nuestros pueblos y nuestros países en muy poco tiempo. También me invitó a venir en un futuro próximo para una visita oficial a Bahrein, y lo haré”, escribió el primer ministro.

Israel y Bahréin ya tienen firmada la normalización de las relaciones entre ambos países, lo que posibilitará la concreción de acuerdos comerciales, supresión de visas, intercambio turísticos y cooperación cultural y tecnológica, igual situación que sucede con Emiratos Árabes Unidos.

De visita a Arabia Saudita

El domingo a la tarde, se cree que Netanyahu pudo haber viajado hasta Arabia Saudita, donde el Secretario de Estado norteamericano, Mike Pence se encontraba reunido con el príncipe heredero de la corona saudi, Mohammad bin Salman. Oficialmente ninguna de los voceros de los tres gobiernos confirmaron ni desmintieron el rumor, aunque personas ligadas al gobierno saudi, confirmaron de manera oficiosa la versión del encuentro en Netanyahu y Bin Salman.

La posibilidad que el acuerdo nuclear con Irán sea restablecido por el nuevo presidente Joe Biden, ha encendido las alarmas en los países árabes sunitas del Golfo Pérsico y también en Israel. Quizás esto haya acelerado el proceso de llegar a una normalización en las relaciones entre Israel y Arabia Saudita, lo que supondría la formación de un frente ante un enemigo común como lo es el Irán chiíta.

Lea también: Netanyahu plantea a Putin producir la vacuna rusa en Israel

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar