Funcionarios europeos seguían este martes gravemente preocupados por la primera aprobación, el lunes por la noche en el Parlamento británico, del proyecto de ley que revierte parcialmente compromisos asumidos en el marco del Brexit. “La UE sigue profundamente preocupada por la violación del derecho internacional que representa este proyecto de ley”, respondió una fuente europea, quien también pidió que se eliminen las partes del texto consideradas ilegales.

El principal negociador del Brexit, Michel Barnier, deberá presentar ante los estados miembros el miércoles un balance de la situación. “Es increíble ver hacia dónde va una de las democracias más antiguas del mundo. El Partido Conservador se ha convertido en un partido populista”, dijo a la AFP el eurodiputado alemán Bernd Lange (izquierda), miembro del grupo de coordinación sobre el Reino Unido en el Parlamento Europeo.

Nota relacionada: Johnson acusa a la UE de amenazar a Londres con un “bloqueo” alimentario

“El Reino Unido juega con su reputación internacional”, subrayó de su lado el luxemburgués Christophe Hansen (derecha), contactado por AFP. “Me cuesta entender cómo se puede firmar y votar un acuerdo e intentar romperlo sólo unos meses después”, agregó.

El proyecto impulsado por el primer ministro Boris Johnson, que según la propia admisión del gobierno británico viola el derecho internacional, superó el lunes un primer obstáculo en el Parlamento británico, siendo aprobado por 340 votos a favor y 263 en contra. Los próximos pasos del acuerdo, sin embargo, presentan un panorama más incierto.

El texto cuestiona las disposiciones aduaneras acordadas para Irlanda del Norte y destinadas a evitar el restablecimiento de una frontera física entre la República de Irlanda, un miembro de la UE, y la provincia británica.

La Unión Europea concedió a Londres hasta el fin del corriente mes para retirar las controvertidas disposiciones, y no descarta emprender acciones legales. En una carta enviada al influyente ministro del Gabinete británico, Michael Gove, a la que AFP tuvo acceso, el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sevcovic, reiteró este ultimátum.

Leé también: Evo Morales Ayma, sin poder y ahora con graves denuncias en su contra

“Hacemos un llamado al gobierno británico para que retire urgentemente estas medidas del proyecto de ley. Esto debe hacerse antes de fin de mes para que se recupere la confianza”, insistió. Europeos y británicos todavía buscan negociar un acuerdo sobre su futura relación comercial, aunque las últimas discusiones no han dado como resultado ningún avance importante.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar