En conferencia de prensa, el presidente argentino, Alberto Fernández, anunció que Buenos Aires y las ciudades del Área Metropolitana volverán a la cuarentena estricta. La medida será aplicada del 1 al 17 de julio. No obstante, desde el lunes, el transporte publico quedará limitado.

“Estamos dando una batalla con buenos resultados, estamos tomando estas medidas para que ningún argentino se quede sin la salud que merece. Lo estamos haciendo en conjunto, entre todos y todas. Hemos dejado a un costado toda diferencia política”, indicó en conferencia de prensa.

Al argumentar la decisión, Fernández se refirió a la falta de conocimiento precisos y aseguró que solo se tiene es la experiencia de otros países. Contó que existe una aceleración en el ritmo de contagio.

Aunque valora la libertad de los ciudadanos, la medida es para salvar la vida de la gente, dice. “No saben cuánto valoro la libertad, pero la libertad se pierde cuando uno muere”, indicó.

Lea también: ¿Micción imposible? La Nasa lanza convocatoria para diseño de retretes lunares

El objetivo del cierre del AMBA es para frenar los contagios, y a su vez, se podrá ir liberando las camas de la unidad de cuidados intensivos. Hasta el viernes pasado, las camas de terapia estaba ocupadas solo por 51 pacientes, mientras que actualmente trepó al 50%.

“No queremos llegar a lo que vivieron otros países en que se tenga que elegir quien entra en terapia”, dijo. Aseguró además que el área metropolitana está contagiando al resto del país.

Se refirió al impacto económico que implica la vuelta a la cuarentena estricta y dijo que “el problema económico es la pandemia y eso afecta a todos por igual”. También habló del “tedio, enojo malestar” que se genera por el aislamiento, y recordó a las 1.000 personas fallecidas y pidió que ese número no crezca.

“Los casos aumentaron un 147%, los fallecidos en el AMBA aumentaron un 95%. Objetivamente esto era algo que sabíamos que podía pasar y estábamos preparados para hacer frente”, aseguró.

Por su parte, Horario Rodríguez, jefe de gabinete central, dijo que hace tres semanas en Buenos Aires se tenían 400 casos diarios, cifra que se duplicó en los últimos días. Habló de la estrategia en la ciudad que tiene tres pilares: restricciones y distanciamiento, el plan Detectar y seguir insistiendo con los cuidados personales.

“En la Ciudad de Buenos Aires hace 3 semanas que estábamos en un promedio de 400 contagios, la semana pasada estábamos en 600. A partir del viernes estamos en 800 con picos de 1.000″, dijo Rodríguez.

Lea también: Bomberos de San Lorenzo organizan pizzeada para pagar flete de equipos donados


Dejanos tu comentario

7H

Los casos de Dengue en el país van en aumento. ¿Usted qué hace para evitar la propagación?

Click para votar