Un ex marine estadounidense Paul Whelan fue condenado este lunes a 16 años de cárcel por espionaje en Rusia, un caso que puede enturbiar las relaciones entre los dos países.

Según anunció un juez del tribunal de Moscú que lo juzgó, Whelan, de 50 años, purgará la pena en un “campo con régimen estricto”.

El estadounidense, presente en la sala durante la audiencia, anunció que apelará y denunció una “farsa judicial”.

El ex marine, detenido en un recinto transparente durante la audiencia, volvió a clamar su inocencia y pidió al presidente estadounidense intervenir en su favor.

“Es un juicio político, un juicio vergonzoso. Hemos demostrado mi inocencia”, dijo antes de su condena, y aseguró que se trataba de “un sucio asunto de política rusa”.

“Necesito que el presidente estadounidense, el primer ministro de Canadá, que Irlanda y el Reino Unido actúen de manera decisiva”, dijo Whelan, que también tiene las nacionalidades irlandesa y canadiense.

Según la acusación, Whelan es un oficial de inteligencia estadounidense muy entrenado.

Lea también: Trump cumple 74 años y niega estar mal físicamente, tras incidente en West Point

Él lo negó y acusó a los rusos de pretender arrestar a “un James Bond en una misión” cuando en realidad secuestraron a “un Mr. Bean de vacaciones”.

Whelan fue detenido en diciembre del 2018 en pleno “acto de espionaje”, según los servicios de seguridad rusos, el FSB.

El acusado dice haber caído en una trampa de una persona que conocía, quien le dio una llave USB que él pensaba que tenía fotografías de un viaje anterior a Rusia.

Posible intercambio

La fiscalía rusa pidió en mayo 18 años de prisión para Whelan, un poco menos que la pena máxima de 20 años prevista para este tipo de acusaciones.

El caso es una de las numerosas fuentes de tensión entre Moscú y Washington.

Se añade a los problemas sobre el conflicto en Ucrania, a la guerra en Siria y al mantenimiento de la paridad estratégica entre las dos grandes potencias.

Tras el veredicto, el embajador estadounidense en Moscú, John Sullivan, dijo sentirse “decepcionado e indignado” por la condena.

“Continuaremos buscando una solución justa para Whelan. Quiero consultar al gobierno estadounidense y al secretario de Estado, Mike Pompeo”, dijo el embajador a la prensa.

El abogado del acusado, Vladimir Jerebenkov, habló tras el veredicto de la posibilidad de que su cliente se intercambie con dos rusos detenidos en Estados Unidos, el célebre ex vendedor de armas Víktor But y el piloto Konstantin Iaroshenko, detenido por tráfico de drogas.

El abogado ya había hablado de un posible intercambio, pero esa posibilidad fue rechazada en noviembre del 2019 por la embajada estadounidense en Moscú.

Whelan, director de seguridad de un fabricante estadounidense de piezas para automóviles, asegura que estaba en Rusia para una boda cuando lo detuvieron.

Fuente: AFP.

Te puede interesar: Reino Unido registra 36 muertos por coronavirus el domingo, la cifra más baja desde marzo

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar