Los diseñadores de moda y accesorios tuvieron su noche de gala en el Museo Americano de Historia Natural, en la Gran Manzana. Los llamados Oscar de la Moda reunió a figuras internacionales y a famosos jurados que vieron cómo sus sueños se convirtieron en realidad.

Noche de estrellas y de moda. Con Anne Hathaway como maestra de ceremonia, en la semana que pasó se celebra­ron en Nueva York los Pre­mios CFDA 2023. Para ser más exactos, la gala tuvo lugar en el Museo Americano de Historia Natural.

El Con­sejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA, por sus siglas en inglés) decidió pre­miar la labor de Willy Chava­rria como mejor diseñador de moda masculina; a la firma The Row, capitaneada por las hermanas Mary-Kate Olsen y Ashley Olsen, en la categoría de accesorios; el premio Shop with Google a la diseñadora emergente estadounidense del año fue para Rachel Scott de Diotima; y Cate Holstein, fundadora de la firma Khaite, como mejor diseñadora para mujer. Igualmente, Mara Hoff­man recibió el Premio a la Sos­tenibilidad Ambiental presen­tado por Rosario Dawson.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La diseñadora puso en marcha un reinicio completo para que su marca fuera completamente sustentable en 2015 y ahora alienta a otros a seguir su ejemplo. Serena Williams fue nombrada Ícono de la Moda y recibió su galar­dón de manos de Kim Kardashian. Antes, por la alfombra roja desfilaron desde la presentadora de la velada, así como otras actri­ces, modelos y cantan­tes en un ambiente donde se respiraba puro gla­mour.

La apuesta de Gwyneth Paltrow no podía ser más infalible: un vestido negro customizado de G. Label para Goop. Traje satinado con el cuello alto, manga tres cuatros y falda recta con abertura frontal. Como joyas, unos pen­dientes largos de De Beers.
Kim Kardashian eligió el negro, de estética gótica y con una silueta muy ceñida al cuerpo, el modelo de Chrome Hearts presentaba cruces en relieve. Con un cuello haltersubido, acertó en el peinado al recoger su melena en un moño glam.
Cerramos con el outfit que la estilista Jeanann Williams seleccionó para Naomi Watts. Al igual que Moore, vistió un diseño de Carolina Herrera, dotado con un pronunciado escote en pico. Contaba con unas mangas abullonadas con rosetones en 3D y una falda de largo midi.
De rojo, Nicky Hilton. Un outfit sencillo y con una falda esca­lonada, de Alice + Olivia, se escapó del negro. Un broche de lazo y un clutch con la misma forma culminaron su look.
La top model Emily Ratajkowski fue de las pocas que optó por un minivestido. De Tory Burch, también llamó la atención por el tejido en textura con miniplisado en color amarillo pálido; optó por ese tono para los accesorios.
La extenista Serena Williams fue nombrada Ícono de la Moda. El premio, otorgado por primera vez a una deportista, se debe a su influencia en la industria, ya que cuenta con su propia línea de ropa, además de que ha colaborado con diseñadores y firmas prestigiosas en distintas campañas
Sobria y elegante, la modelo Karlie Kloss llevó vestido negro midi con botones bordados en la parte trasera, cuello alto y hombreras de la firma Thome Browne. Blanco y negro en el calzado, una de las tendencias de la temporada.
De Vera Wang, Vanessa Hudgens con un look que, salvo por el color negro, bien podría ser un traje nupcial. De la parte superior, ajustada a modo corpiño y con escote corazón, brotaba una falda muy ancha con abertura lateral y cola. Sumó guantes ópera y sandalias negras de Jimmy Choo.
De tenden­cia. Con look metalizado brilló Demi Moore. Su vestido de paillettes plata de diferentes tamaños y flores en 3D de cristal de Wes Gordon para Caro­lina Herrera. Las san­dalias son de Stuart Weitzman y joyas de Ana Khouri y Dana Rebecca.
Especialista en dramatismo, la top Coco Rocha volvió a hacer de las suyas en la alfombra roja con un Christian Siriano realizado en dos tejidos: uno en textura de color negro para la parte de arriba, un cuerpo voluminoso con cierre de lazo, y una falda de raso en rosa palo con abertura lateral. Completó su estilismo con una pamela XXL y salones de raso con plataforma.
Chloë Sevigny puso la nota de color con su vestido amarillo chillón de Christopher John Rogers con un hombro al descubierto, sin una manga y adornado con un volante fruncido. La falda a base de pliegues y rematada con un largo tobillero; misma tonalidad en las sandalias, y en su mano, la joya del look: un clutch en forma de rosa roja.

Dejanos tu comentario