Por todo el movimiento que gira en torno al emblemático lago Ypacaraí en el verano, su temporada más alta la vive durante los meses estivales. Sin embargo, San Bernardino no pierde su magia ni su encanto en esta época de vientos invernales cuando los paseos por la ciudad se vuelven apacibles, lo que hace que la invitación para conocer su circuito turístico y descubrir rincones de la otrora villa alemana sea una propuesta más que tentadora.

“San Bernar­dino es una localidad cuyo pulmón económico es el turismo, por lo que todo el año tiene cosas que ofre­cer a los visitantes”, enfatiza Jazmín Cuevas, del área de turismo de la municipali­dad local. “En primer lugar está el lago Ypacaraí, que es el ícono de nuestra ciudad, y la gente viene para saber en qué estado está y esta es la época en que realmente se puede apreciar eso porque el movi­miento es tranquilo en esta temporada”, añade.

Asegura que el lago está en muy buenas condiciones por­que las autoridades priori­zan los trabajos de limpieza y mantenimiento de las pla­yas y alrededores. “Todo el tiempo se observa al personal de aseo urbano trabajando y enfocándose en eso. También hacemos mingas ambientales una vez a la semana”, destaca Cuevas a La Nación del Finde mientras hacemos una cami­nata por la ciudad.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY
Las bungavillas o santarrita en sus más variados colores pintan la ciudad de San Bernardino y crean estampas como esta.

“A orillas del lago siempre tenemos mucha actividad, todo el año, especialmente en la rotonda, donde a dia­rio los artesanos se instalan con sus productos. Son tra­bajadores locales que ofre­cen todo tipo de artesanías, en su mayoría elaboradas por ellos mismos. Hay cerá­mica, aopo’i, encaje ju y ñan­dutí, bijouterie con semillas y acero, hamacas, guampas, sombreros… una gran varie­dad de productos y souvenirs para llevar de recuerdo. Ellos están todo el año, de lunes a lunes, desde bien temprano hasta que el sol se oculta”, menciona mientras nos diri­gimos hacia ese punto neu­rálgico de la ciudad. Destaca que hay también locales gas­tronómicos en el lugar para almorzar a orillas del lago Ypacaraí mientras se disfruta del hermoso espectáculo que brinda este monumento de la naturaleza, motivo de inspi­ración de canciones y poesías.

PEATONAL

En un punto del trayecto, al costado del Hotel del Lago, nos detenemos a apreciar en detalle el paseo Demetrio Ortiz y el Centro de Interpretación de la Guarania. En esta peatonal impresionan las obras del ingeniero Fer­nando Feliciángeli, “Amberé”, instalaciones denominadas Las Miradas. Esta creación está inspirada en el mágico momento en que se cruzaron las miradas entre Ortiz y la kuñataî mientras el músico, quien se hospedaba en el citado hotel, se encontraba disfrutando de la vista desde el balcón de su habitación y de pronto ve pasar a una her­mosa mujer que inspiró su obra universal “Recuerdos de Ypacaraí”. Se trata de dos estructuras cinéticas que simulan ojos y que se mueven con energía hidráulica; tam­bién tiene un mensaje ecoló­gico porque es autosustenta­ble, según me explica Jazmín.

Una familia conociendo los rincones más emblemáticos como el mirador Bella Vista, localizado en el punto más elevado de la ciudad.

Avanzamos rumbo a la rotonda y la vista que ofrece el lago es realmente impactante. No recordaba haberlo apreciado de esta manera y en su real dimensión en mis innumerables visitas a San Bernardino. Impresionada por su majestuosidad, quedé por varios minutos conec­tada al paisaje en un estado casi espiritual. En ello, un hombre se acerca a nosotros a ofrecernos un recorrido por esas místicas aguas.

“Los paseos en barco son una gran atracción para los turistas. Hay varias bar­cazas siempre listas para ofrecer un placentero reco­rrido por el lago a un costo de 30.000 guaraníes por persona. Todos los días hay movimiento, no importa si hace calor o frío, siempre hay turistas encantados con esta actividad. Los fines de semana la demanda es aún mayor”, señala nuestra guía.

Menciona que se realiza una vuelta completa por el lago. “Es muy lindo el paisaje que se observa desde las embarcaciones. Uno de los señores que manejan su barcaza siempre acompaña la travesía con relatos e histo­rias de la localidad y del lago. Hay varias anécdotas que siempre le piden que cuente. Hay que vivir la experiencia del paseo por el lago cuando se visita San Bernardino. Es inolvidable”, asegura nuestra anfitriona.

Don Eusebio Yegros tam­bién ofrece en la rotonda un entretenimiento a los visi­tantes; pasear en simpáti­cos pedalitos es una diver­tida actividad acuática que se puede hacer no muy lejos de la costa. Es un botecito a pedal con capacidad para dos personas que por 30.000 guaraníes se alquila por media hora.

PROMOCIONES EN HOSPEDAJES

“En esta época tenemos también mucha gente que quiere escapar de la rutina y viene un fin de semana exclusivamente para des­casar. Tenemos muchas opciones en cuanto a hote­les y hospedajes, así como posadas, con costos varia­dos para todos los bolsillos, como se dice”, refiere Jaz­mín al tiempo de mencionar que penosamente muchos lugares se cerraron por el impacto de la pandemia del covid-19, pero que nue­vos establecimientos están abriendo sus puertas, pre­parándose ya para la tempo­rada alta.

Una pareja de turistas argentinos disfruta de la belleza del lago Ypacaraí.
Ciclovía de más de 2.200 metros para la práctica de aerobismo.

Resalta que en esta época hay muchas promociones en hospedajes para las fami­lias. “Invitamos a la gente a que aproveche porque San Bernardino tiene su encanto todo el año, si bien es más tranquilo el movimiento, se disfruta muchísimo más de cada actividad que uno pueda desarrollar durante su estancia en nuestra ciu­dad en esta época. Hay res­taurantes y todo tipo de loca­les gastronómicos que abren sus puertas durante toda la semana”, subraya.

“Es muy importante que la gente sepa que en San Ber­nardino siempre va a encon­trar durante todo el año mucho para hacer y conocer, para escapar de la rutina y relajarse caminando por las calles, contemplando el lago y descubriendo nuevos rinco­nes de este lugar privilegiado por la naturaleza”, remarca finalmente la joven promo­tora del turismo en la Villa del Lago.

Las postales que se pueden captar en San Bernardino siempre son un regalo para la vista. Las playas lucen impecables y el lago va recuperando su esplendor.

Agosto, un mes con muchas actividades

En el paseo Demetrio Ortiz, la instalación Las Miradas no deja de sorprender a propios y extraños.

San Bernardino celebrará sus 141 años de fundación el próximo 24 de agosto, por lo que el mes que arranca el próximo lunes estará lleno de actividades especiales. Adriana Farías, de la oficina local de la Secretaría de Cul­tura, destacó que en el marco de las celebraciones, el sábado 13 habrá una gran feria artística y cultural en el paseo Deme­trio Ortiz con la participación de importantes artistas plásti­cos de nuestro país, ceramis­tas y escultores que expondrán sus obras.

También, un festi­val callejero de artistas emer­gentes de la música nacional. En la peatonal se instalará el Paseo de la Fama Musical, donde artistas nacionales que han difundido la guarania de Demetrio Ortiz por el mundo dejarán las impresiones de sus manos o mensajes, “algún tipo de recuerdo permanente que va a quedar en un paseo turís­tico”, apuntó.

La fiesta patronal será el lunes 15 con la procesión náutica de la Virgen Nuestra Señora de la Asunción, patrona de San Bernardino. Luego de todas las actividades religiosas habrá un festival que se iniciará a las 11:00 con artistas de trayecto­ria internacional. Entretanto, para el miércoles 24 de agosto se prevé un desfile estudian­til y castrense, así como un espectáculo de avionetas del aeródromo. “Será una gran fiesta cívica y cultural que tam­bién contará con otras activida­des más como lanzamientos de libros y exposiciones en Casa Hassler y otros espacios de la ciudad, por lo que extendemos la invitación para que nos acom­pañen en estas celebraciones”, finalizó.

“La gente siempre se muestra interesada en el lago Ypacaraí, en saber en qué estado se encuentra y esta es la época en la que realmente se puede apreciar eso porque el movimiento es más tranquilo en esta temporada”.

“Los paseos en barco son una gran atracción para los turistas durante todo el año. Hay varias barcazas, siempre listas para ofrecer un placentero recorrido por el lago para disfrutar de hermosos paisajes”.

Dejanos tu comentario