Con el objetivo de crear conciencia y, por sobre todo, proveer de herramientas a los funcionarios y agentes fiscales ante casos de violencia contra la mujer, el Ministerio Público llevó adelante una capacitación sobre la investigación de casos de feminicidios a cargo de la agente fiscal Claudia Aguilera, quien cuenta con una amplia experiencia en este tipo de casos en los cuales inclusive ha logrado obtener altas condenas.

Aguilera destacó que es necesario apoyar la investigación en los estándares establecidos a nivel nacional e internacional, a fin de llevar a cabo una pesquisa pormenorizada y que permita la sanción penal en este tipo de casos, destacando la importancia de que el abordaje de los casos se dé de una manera integral y se logre desde el Ministerio Público que las víctimas accedan a la justicia.

Teniendo todo esto en cuenta, desde la Fiscalía se ha elaborado un protocolo de investigación para unificar criterios y es de carácter obligatorio la capacitación para casos de feminicidio, donde en el marco de las capacitaciones también se abordan temas relacionados como el abuso sexual y violencia familiar.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Podés leer: Intervienen cárcel del Buen Pastor y separan a su directora

En ambos casos, los profesionales disertantes conversaron respecto al perfil de las víctimas y las situaciones de vulnerabilidad en las que viven y que permiten que existan los ciclos de violencia, esto para reconocer también cuáles podrían ser estos ciclos o entornos; así también se acentuó la charla sobre los síntomas de estrés postraumático que afectan en las actividades cotidianas a nivel familiar, laboral y social resaltando lo clave que se vuelve en estos casos el apoyo del entorno familiar y de los amigos para salir de esta situación.

Hasta octubre pasado se han registrado 34 casos de feminicidio, 77 casos de tentativa de feminicidio y 29.000 casos de violencia familiar, es importante reconocer que la violencia es todo acto o acciones sistemáticas, que puedan tener como resultado un daño psicológico, físico o un daño sexual incluyendo amenazas, coacción, o privación de libertad, u otro tipo de daño, que pudieran producirse en la vida pública, laboral o privada.

Lea también: Recuperan por GPS vehículo robado que se usó para asalto de surtidor luqueño

Dejanos tu comentario