La abogada Liliana Boccia, defensora de Stiben Patrón, acusado por la presunta fabricación de bombas molotov dentro de la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), recusó a las juezas de Sentencia Olga Ruiz e Inés Galarza y así logró una vez más suspender el inicio del juicio oral y público donde se debía analizar la responsabilidad de los acusados en el hecho investigado por el Ministerio Público.

Boccia argumentó su recusación, manifestando que la jueza Ruiz tiene vínculo con el diputado colorado Derlis Maidana y la citada magistrada es militante de la Asociación Nacional Republicana (ANR). Mientras que el argumento para intentar apartar a la jueza Galarza es que la misma está afiliada al Partido Colorado y por tal motivo afectará su imparcialidad en el presente caso. Solo la magistrada Rosana Maldonado no fue recusada en el presente caso.

Ahora las dos juezas recusadas deberán elevar un informe al Tribunal de Apelación que deberá estudiar si corresponde confirmar la competencia del colegiado para que pueda seguir con el juzgamiento de los acusados.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Jueza Olga Ruiz violó el derecho a la defensa de periodista que investigó denuncias en proyecto musical

Además de Patrón, también están procesados Luis Osvaldo Sánchez González, Brian Esteban Martínez Jara y Rubén Moisés Galeano Cáceres, quienes soportan acusación por la comisión del hecho punible de fabricación ilícita y hechos conexos, establecidos en la Ley 4036/10 de armas de fuego, sus piezas y componentes, municiones, explosivos, accesorios y afines.

Para la Fiscalía, los imputados supuestamente fabricaron bombas molotov en la sede del Directorio del PLRA el 31 de marzo del 2017. Los artefactos aparentemente se utilizaron para incendiar el Congreso Nacional. Según refiere la acusación del Ministerio Público, los procesados habrían ingresado a la sede del PLRA con varias botellas que contenían líquidos inflamables de color rosado (querosén o alcohol), en algunos casos con mechas, en la noche del 31 de marzo y madrugada del 1 de abril del 2017. Las bombas caseras habrían sido distribuidas en el interior de la sede partidaria, de acuerdo con las imágenes a las que accedió la Policía Nacional.

Podes leer: Ratifican juicio oral a tres acusados por violar ley de juegos de azar

Dejanos tu comentario