La sala penal de la Corte Suprema de Justicia debe destrabar el proceso penal que enfrenta los acusados por la presunta fabricación de bombas molotov dentro de la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA). Días atrás la defensa del acusado Stiben Patrón apeló la resolución del tribunal de apelación que había confirmado a dos juezas de sentencia que deben juzgar a los acusados.

Al promover dicho incidente se trabó el inicio del juicio oral y público, por lo que serán los ministros de la máxima instancia judicial quienes deben destrabar el presente caso. Una vez que se destrabe el proceso penal se tendrá que fijar nuevamente una fecha para el inicio del juicio oral.

La máxima instancia judicial estudiará si corresponde confirmar la competencia de las juezas Inés Galarza y Olga Ruíz.

En la presente causa están procesados cuatro liberales efrainistas, quienes fueron identificados a través del circuito cerrado de la sede partidaria y están imputados por la violación a la Ley 4.036/10 “De portación y tenencia de armas”.

Te puede interesar: En Guairá, 80 auxiliares de justicia renovaron su matrícula de abogado

Los acusados en el presente caso y que deben enfrentar un juicio oral son Luis Osvaldo Sánchez González, Stiben Patrón, Brian Esteban Martínez Jara y Rubén Moisés Galeano Cáceres, acusados por el fiscal de la Unidad Especializada de Hechos Punibles contra la Seguridad y Convivencia de las Personas, Eugenio Ocampos, por la comisión del hecho punible de fabricación ilícita y hechos conexos, establecidos en la Ley 4.036/10 de armas de fuego, sus piezas y componentes, municiones, explosivos, accesorios y afines.

Para la Fiscalía, los imputados supuestamente fabricaron bombas molotov en la sede del Directorio del PLRA el 31 de marzo del 2017, los artefactos aparentemente se utilizaron para incendiar el Congreso Nacional.

Según refiere la acusación del Ministerio Público, los procesados habrían ingresado a la sede del PLRA con varias botellas que contenían líquidos inflamables de color rosado (querosén o alcohol), en algunos casos con mechas, en la noche del 31 de marzo y madrugada del 1 de abril del 2017. Las bombas caseras habrían sido distribuidas al interior de la sede partidaria, de acuerdo con las imágenes a las que accedió la Policía Nacional.

PodÉs leer: Asesinato en Taguató: se suspendió audiencia preliminar para acusados

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar