El juez penal de Garantías Miguel Ruiz benefició a Florencia Romero, la conductora ebria que atropelló y mató a una joven madre, cambiando la carátula del caso de homicidio doloso (en grado de dolo eventual) a homicidio culposo, una tipificación menos gravosa.

El caso además fue elevado a juicio oral y público por solicitud de la Fiscalía. La querella adhesiva anunció que apelará la decisión del magistrado.

El viernes por la mañana se realizó la audiencia preliminar de Florencia Romero, quien estando ebria y en conducción de su rodado, atropelló y asesinó a Natalia Godoy, una joven madre que estaba esperando un colectivo para ir a su trabajo. El hecho ocurrió el año pasado en la zona de Fernando de la Mora.

Tras la diligencia judicial, el juez Ruiz decidió devolver la carátula de la causa a homicidio culposo, disminuyendo considerablemente la gravedad del hecho que será estudiado en juicio oral y público, mientras que la Fiscalía presentó acusación penal por homicidio con eventual grado de dolo.

Podes leer: PLRA: “Alegre pretende continuar manejo discrecional del Directorio”, cuestiona Silva

Se descartó prueba toxicológica

La Fiscalía sostiene que Florencia Romero conducía su rodado bajo los efectos del alcohol y de un fármaco psicotrópico denominado benzodiazepinas.

Sin embargo, esta última prueba toxicológica que señalaba la existencia de la mencionada droga en su organismo, fue excluida por el magistrado.

En la ocasión, el despacho del juzgado resolvió elevar a enjuiciamiento oral y público el caso, para que un tribunal de sentencia analice los hechos acusados. Actualmente Florencia Noemí Romero guarda prisión preventiva en la penitenciaría para mujeres del Buen Pastor.

Te puede interesar: Tragedia en Miami: primera dama agradece acompañamiento a su familia

Dejanos tu comentario

20H

Docentes declararon cuarto intermedio a la huelga y hoy se retomaron las clases, ¿qué opina?

Click para votar