La Fiscalía presentó acusación penal en contra de la conductora ebria que atropelló y mató a una joven madre que esperaba un bus en la vía pública para dirigirse a su trabajo. En ese contexto, se solicitó que la causa sea elevada a juicio oral.

La agente fiscal Otilia Aguilera Iglesia, de la Unidad Penal Nº 3 de la Fiscalía Zonal de Fernando de la Mora, formuló acusación contra Florencia Noemí Romero Cantero por homicidio doloso (en grado de dolo eventual, por los presupuestos reunidos), también fue acusada por exposición a peligro en el tránsito terrestre y violación de la cuarentena sanitaria. Asimismo, solicitó que la causa sea elevada a juicio oral y público.

Te puede interesar: Imedic: piden juicio oral para Patricia Ferreira por falsificar facturas

Señalan los antecedentes del caso que el hecho ocurrió en fecha 4 de octubre del 2020, a las 6:00, en las intersecciones de la avenida Mariscal López y la calle India, Zona Norte de Fernando de la Mora, en el que se produjo el deceso de la víctima Natalia Godoy. La victimaria estaba al mando de una camioneta desplazándose, aparentemente, a alta velocidad, sobrepasando el límite permitido de 50 km en zona urbana.

Parte del escrito dice: “Al alcanzar la intersección con la calle Insaurralde, circulando por el carril derecho de la avenida, cambia al carril izquierdo para adelantarse a dos motocicletas, y viendo que en el carril izquierdo estaba otra motocicleta realiza la procesada otra maniobra para cambiar de carril y volver nuevamente al lado derecho, ya alcanzando la intersección con la calle India, dicha maniobra lo hizo a muy alta velocidad, aún sobre el límite permitido, y al hacer la maniobra sube sobre la vereda, impactando primeramente contra una muralla, para que el vehículo se vuelque e impacte contra una parada de ómnibus, donde se encontraba la víctima sentada y esperando colectivo, quien al percatarse del suceso trata de saltar las rejas colindantes para salvar su integridad, pero finalmente es impactada por el vehículo, perdiendo así la vida a consecuencia de lo relatado”.

Podés leer: Presentan dos nuevas querellas contra Natalia Zuccolillo y el periodista Juan Carlos Lezcano

Según los datos, la hoy acusada estaba bajo los efectos del alcohol y del medicamento psicotrópico (benzodiazepina). En forma consciente de su estado habría asumido los riesgos y posibles resultados de conducir en las condiciones en las que estaba y en alta velocidad.

En ese sentido, un test de alcoholemia realizado en el sanatorio San Roque arrojó un valor de 0,162 gramos por decilitro, que equivalen a 1,62 gramos por litro de CAS (cantidad de alcohol en sangre), que equivale a un nivel 3 de intoxicación según la referencia laboratorial. El análisis fue practicado el mismo día del hecho trágico a las 8:23.

Asimismo, el resultado laboratorial practicado por el Laboratorio Forense del Ministerio Público, mediante la extracción de sangre autorizada por orden judicial, practicado el 4 de octubre pasado, aproximadamente a las 17:00 por el médico forense de turno arrojó positivo para benzodiazepina.

Igualmente, el escrito refiere que todo el desplazamiento que hizo la mujer lo realizó en contravención a los decretos del Poder Ejecutivo para Asunción y el Departamento Central. Así también, se recolectaron varios circuitos cerrados, que indican la posición y lugares frecuentados por la procesada antes del percance investigado.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar