La Fiscalía de Género de Villarrica rescató a una niña de 11 años que, según se sospecha, era explotada sexualmente por su madre. La pequeña presenta rastros de abuso sexual y hay una persona sospechosa, aunque hasta el momento no fue arrestada ya que no hay evidencias contundentes en su contra.

Vecinos de un barrio guaireño denunciaron que una mujer de 40 años prostituía a su hija con un hombre identificado como F.G.C, de 67 años de edad quien sería propietario de la vivienda donde esta mujer trabajaba como empleada doméstica y constantemente llevaba a su hija a la casa del sospechoso, de acuerdo a lo que los pobladores contaron a la Policía.

Esta mañana la comitiva fiscal y policial allanó en simultáneo las viviendas tanto de la madre como de F.G.C, en busca de la niña y de evidencias. El expediente está abierto en contra de ambos, de principio por los supuestos delitos de proxenetismo y violación del deber del cuidado.

Podés leer: Advertencia internacional a Paraguay

Inspección confirma rasgos de abuso

La niña y su madre fueron derivadas a la sede del Ministerio Público para las diligencias de rigor. Una inspección médica preliminar confirmó rastros físicos de abuso sexual en la pequeña, indicó la fiscal de género de Villarrica a cargo de la investigación, Perla Cáceres de Battaglia.

En la casa del denunciado no se hallaron elementos que puedan vincularlo con el abuso sexual o el proxenetismo, informó el jefe de la División de Investigación de Hechos Punibles de la Policía de Guairá, Cristian Cáceres, por lo que no fue arrestado.

El procedimiento fue ordenado por el Juzgado de la Niñez. Asimismo, se le dio participación a la Defensoría Pública de la Niñez y Adolescencia, como también a personal psicólogo de la Fiscalía.

Leer más: Naranjal tendrá su pabellón de contingencia COVID-19 en el centro de salud

Dejanos tu comentario

15H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar